domingo 22.05.2022
Cofradías

DOMINGO DE RESURRECCIÓN: El Resucitado pone el broche de oro a una Semana Santa en la que fallaron una docena de procesiones

A las 09.31 horas (tras el preceptivo cambio horario de primavera), y desafiando a un cielo que no terminaba de definirse y que incluso había descargado algo de agua a lo largo de la pasada madrugada, salió la cruz de guía del Resucitado por las puertas de Santa Marina de aguas santas, con pie firme, pare demostrar que la Semana de Pasión cordobesa iba a contar con su particular cierre de oro. Y apenas 10 minutos más tarde el Señor alzado tras regresar de la muerte, sobre un manto de rosas blancas y flores amarillas, se asomaba a la calle para llenar la ciudad de su gloria acompañado de la agrupación musical Nuestro Padre Jesús de la Redención, de Sevilla.

También lo hizo, a las 10.05 horas, la imagen de María Santísima Reina de Nuestra Alegría, que caminó junto a la Banda Municipal  de Música de Maicena de Alcor, radiantemente vestida con un hermoso manto claro y ornada con capullos de rosas blancas y rosadas. La propia alcaldesa, Isabel Ambrosio, y el sol asomándose a través de algunas nubes, recibió a la comitiva en la Plaza de Las Tendillas, que, quizá, por la hora se encontraba con escaso público, antes de enfilar rumbo a la Mezquita-Catedral, donde accedió a su interior a las 12.16 horas.

Y es que el balance que se puede hacer de Semana Santa no es tan malo como se auguraba en un principio. El clima ciertamente no acompañó y empañó por completo los primeros días, impidiendo la salida de casi todas las estaciones de penitencia del Domingo de Ramos, la práctica totalidad del Lunes Santo una mínima parte de las del Martes Santo. En total, fueron once las que no se atrevieron a traspasar el umbral de sus templos (Penas de Santiago, el Amor, el Huerto, la Esperanza, y el Rescatado, el Domingo de Ramos; la Estrella, la Sentencia, la Vera-Cruz, Ánimas y la Merced, del Lunes Santo; y la Universitaria del Martes Santo) y una de ellas, la Entrada Triunfal (la Borriquita), que se tuvo que quedar en el IES Góngora de Las Tendillas sin poder rematar su recorrido hasta la Catedral.

El triunfo de las redes sociales

Las demás dejaron hermosas imágenes para la retina y para la infinidad de móviles y cámaras fotográficas que se han utilizado a lo largo de la semana de Pasión, y que han logrado convertir la semana Santa cordobesa en todo un fenómeno de masas a través de las redes sociales, especialmente Twitter, donde se ha experimentado una elevada participación popular para colgar fotografías y videos de particulares.

Para los amantes de las frías estadísticas, eso supone que de las 38 estaciones previstas en el libro oficial elaborado por la Agrupación de Cofradías, 26 salieron sin problemas, lo que supone un 68,4 por ciento del total de las previstas, lo que bien podría considerarse todo un éxito en vista del panorama de lluvias que se cernía sobre la provincia durante esos días.

Es de agradecer, igualmente, la labor de Sadeco para mantener limpias las calles tras la celebración de los pasos, aunque todavía queda la asignatura pendiente de tratar de no llenar la calle con cáscaras de pipas de girasol, según la costumbre arraigadamente cordobesa de consumirlas en abundancia durante el paso de las procesiones, así como a los voluntarios de Cruz Roja, cuya discreta presencia ha sido realmente efectiva con 83 asistencias médicas registradas entre el Domingo de Ramos y el Jueves Santo, 84 menos que a lo largo de toda la Semana Santa celebrada en 2015.

Fotos: Jesús Ruiz Jiménez 

DOMINGO DE RESURRECCIÓN: El Resucitado pone el broche de oro a una Semana Santa en la que fallaron una docena de procesiones