Domingo 25.08.2019
Opinión

Turismo, puntos de referencia, Córdoba y Provincia

Turismo, puntos de referencia, Córdoba y Provincia

La Mezquita-Catedral en el año 2015 alcanzó la respetable cifra de 1,6 millones de visitas con un incremento del 7% con respecto al año 2014. En el año 2016 nos encontramos con que se ha incrementado en un 9% con respecto a 2015. Pero no es cuestión de realizar un acto de autoagasajo por este motivo, ya que lugares como la Sagrada Familia de Barcelona, con más de 3,2 millones de visitantes en el año 2015, o la Alhambra de Granada, con 2,4 millones de visitas, nos recuerdan que debemos siempre tratar de mejorar tanto en la calidad de la visita como en el número de turistas.

Cuando tienes un mercado potencial tan grande impera la humildad y, sobre todo, las ganas de la mejora constante.

Lo cierto es que el turista necesita un punto concreto de referencia convertido en visita obligada. Un sitio muy concreto al que ir a visitar. En Córdoba capital tenemos la Mezquita-Catedral, y con respecto a la provincia, en general, se debería de buscar varios puntos de referencia dada su superficie.

Bajo mi opinión, considero que se debería hacer por comarcas. Por ello, se entiende que necesitamos tener un punto de referencia en cada una de ellas. En el caso cordobés, nos encontramos con siete comarcas; siete zonas donde poder definir un punto concreto de alusión y de obligada visita: Valle de Los Pedroches, Campiña Sur, Campiña de Baena, Valle Medio del Guadalquivir y Alto Guadalquivir, Subbética y Valle del Guadiato. Por supuesto, nombrar un punto en concreto no significa que no se planifique una ruta alrededor de la comarca por los diferentes municipios que conforman la misma.

Insisto en que, siendo una opinión muy personal, podríamos definir como puntos de referencia:

En el Valle de Los Pedroches, usando la ruta del jamón Ibérico, partiendo de su punto de referencia situado en el municipio de Pedroche.

En la Campiña Sur, su apoyo sería la ruta de la Denominación de Origen Protegida Montilla-Moriles, turismo enológico, encontrándose su punto de referencia en una bodega con mucha solera e historia de Montilla, o bien crear el punto en la señalada Batalla de Munda.

En la Campiña de Baena (Guadajoz-Campiña Este), su apoyo sería la ruta de la Denominación de Origen Protegida Baena de aceite de oliva virgen extra, oleoturismo, encontrándose su punto de referencia en algunos de los yacimientos arqueológicos importantes o bien en una almazara de historia singular.

En el Valle del Guadiato, su apoyo se realizaría sobre la ruta de turismo de naturaleza, pero el punto de referencia sería Villaviciosa, usando la Indicación Geográfica Protegida del vino del municipio de Villaviciosa.

En el Valle Medio del Guadalquivir, su punto de referencia se encontraría en el Castillo de Almodóvar del Rio.

En el Valle del Alto Guadalquivir, su punto de referencia sería la localidad de Montoro, aquí debería crearse un punto específico de visita para el turista.

En la Subbética, su apoyo sería el turismo de activo, pero el punto de referencia sería la Cueva de los Murciélagos, en la localidad cordobesa de Zuheros.

Una vez estudiado, consensuado y definido qué punto es el de referencia en cada lugar, llega el momento de analizar su mejora y puesta en marcha de la estructura desde el punto turístico, con vías de comunicación, restauración, alojamientos, gastronomía, puntos de interés de visita tanto material como inmaterial, comercialización online y offline o prescriptores.

La coordinación es necesaria y muy útil en acciones promocionales, pero nunca se ha de pensar frases como las escucho con cierta reiteración:  "La entrada a la provincia es Córdoba capital". Esa mentalidad nos limita enormemente en nuestros pensamientos, decisiones y acciones. ¿Por qué no puede venir un turista directamente a un punto de referencia de la provincia de Córdoba?

Es necesario, pues, definir qué puntos de referencias son los mejores para incrementar el turismo en la provincia y que sean de referencia en cada comarca, creando, al fin, una marca turística para la provincia unida a la marca de Córdoba. Una vez definidas, probadas y testadas se ha de comenzar a comercializarlas como tal. El camino se encontraría dispuesto para trabajar de cara a dejar un futuro mejor a los que nos suceden. 

Comentarios