Miércoles 18.09.2019
Opinión
Juan Alcántara
14:33
18/08/19

Estoy de acuerdo con todo, pero discrepo

Estoy de acuerdo con todo, pero discrepo

Se cumplen dos meses desde este 15 de Junio que se constituyó la nueva Corporación Municipal de Córdoba. En tan solo 2 meses que nuestro grupo Municipal lleva instalado y trabajando en la primera planta del Ayuntamiento de Córdoba nos ha dado tiempo a conocer de primera mano lo que intuíamos desde nuestra organización. Hay muy buenas intenciones por parte del equipo de gobierno, pero hay un excesivo interés en crear titulares en prensa para atacar la gestión anterior. Una frenética actividad y visibilidad mediática, una carrera hacia el 'y tú más' o el 'y tú menos' en muchos casos. Una pérdida de tiempo.

Ni el anterior gobierno municipal era tan malo, ni el actual será tan eficiente. El vencedor de este relato no puede ser otro que el ciudadano de a pie, que quiere que su ciudad prospere y que está cansado de enfrentamientos. Quiere soluciones. Como fuerza política en la ciudad y en nuestra primera participación en el consistorio, y a pesas de llevar solo dos meses que cumplen este 15 de Agosto, queremos hacer un breve balance de situación.

Luces y sombras. Las portadas se completan con alumbrados y espectulos tanto para el Alcázar en su continuidad (ojalá se acuerden del exterior que está falto de esa luz que llena titulares), como la novedosa (y cara) iluminación navideña en la calle Foro Romano. Las sombras en cambio inundan muchas calles, barrios, parques y espacios de la ciudad tal como demandan los vecinos y comerciantes. La generosidad y la distribución de recursos en este sentido deben ser la norma, por sentido común, básicamente. Muchas zonas comerciales y de ocio de la ciudad necesitan este estímulo visual y sonoro, no solo el centro.

Agilizar, sí. Pero con coherencia. Es claro y notorio el atasco en la actividad urbanística de la ciudad, pero eso no significa abrir sin control esta tarea, con proyectos que perjudiquen o sean manifiestamente contrarios a la salud pública. Es el ejemplo de las licencias a salones de apuestas, que proliferan en nuestra ciudad estos ultimos años. En barrios más humildes, y por la propia imagen de la ciudad, estos establecimientos son lo que en los años 80 era la heroína. Una enfermedad, la ludopatía, que desde los poderes públicos se debe frenar. Nula publicidad y restringir acceso a menores, y por supuesto, alejados de centros escolares (no se cumple en la IES ZOCO, por ejemplo), entre otros.

O las licencias de Hoteles paralizadas, en nuestro casco histórico, con ayudas gubernamentales económicas que ya quisieran otros sectores de nuestra ciudad. Una reflexión al respecto: ¿que aporta social, económica y laboralmente este tipo de licencias y proliferación hotelera y hostelera en nuestro casco histórico? Entendemos que la creación de empleo es importante, pero discrepamos que dicho empleo tenga las suficiente condiciones de dignidad y redunde en un entorno más sostenible la proliferación de este tipo de servicios, a los que por cierto, apenás pueden disfrutar los ciudadanos de nuestra ciudad. ¿Se pueden dar salidas de otro tipo para la restauración de muchos inmuebles de este casco histórico fuera del negocio turístico? Modos de vida cooperativa o recuperación de casas patio, por ejemplo.

El fuego. Hemos vivido un verano intenso y preocupante por los incendios en el núcleo urbano y no urbano, pero donde en determinados espacios se ha puesto en peligro a la vecindad. Incendios de pastos y matorrales que fundamentó, tras el contacto con asociaciones de vecinos, nuestra primera moción en el Ayuntamiento como grupo Municipal. Consensuada por todos los grupos, y con avances en la implantación del aprobado plan de prevención por parte del cogobierno local. La seguridad ante todo, dotar de recursos nuestro parque de bomberos es prioritario, así como las áreas de infraestrucuturas, parques y jardines, y la propia SADECO, es nuestra intención. Lo público, lo primero. La ciudad necesita los mejores servicios. La prevención en este caso, es lo eficaz.

Y en este resumen, mirando más allá de este verano cordobés, nos planteamos muchas cuestiones pendientes. Retos para nosotros, pero sabemos que también para el resto de la corporación local.

Mejorar algunas de las líneas de Aucorsa, haciéndolas más eficientes y ágiles. Para ello, tanto la experiencia de la plantilla de la empresa de autobuses, como las propuestas de vecinos y usuarios son fundamentales. Todo ello con la mirada puesta en una ciudad con menos emisiones de CO2 y donde el transporte público debe seguir siendo un servicio indispensable y promocionado desde el Ayuntamiento.

La dotación de servicios básicos como el agua, derecho humano fundamental, a muchas personas que tienen su primera vivienda en zonas sin las instalaciones oportunas, debería concretarse en una mejora sustancial en la calidad de vida de estos vecinos y vecinas. Un reto dificil, pero con voluntad política podemos superar.

Mejores instalaciones, más deporte, más habitabilidad. Apostar por ampliar los centros de mayores y mejorar la dotación y recursos de los existentes. Ampliar a fines de semana la apertura de bibliotecas. La imperiosa y urgente bioclimatización de nuestros colegios públicos. La apertura y adecentamientos de muchas instalaciones deportivas de nuestra ciudad o en desuso, o en clara dejadez y abandono. Si hay recursos, usémoslos para ampliar la oferta deportiva y cultural, así como acondicionar nuestros espacios públicos para ello.

Un empleo paralizado, donde la formación y la innovación digital debe ser los ejes de crecimiento, es el objetivo que todos deberíamos tener por su importancia superlativa para el futuro de nuestra ciudad. Sabemos que las herramientas están ahí y hay cuatro años para ver en que fructifican las nuevas delegaciones creadas en este sentido.

Más Vivienda social. Una necesidad innegable en la que las inversiones deben multiplicarse y dotar de recursos habitacionales a nuestra ciudadanía, incluso para contrarestar el efecto subida clamoroso de los alquileres privados. Un problema para muchas personas que esperan que solucionemos. Ante la más que probable burbuja creciente en este tema, y una posible nueva crisis económica en los próximos años, estos recursos de vivienda social son la garantía de calidad de vida que se deben dotar desde las administraciones publicas con la mayor prestancia para su consecución y ampliación del banco de viviendas públicas sociales.

Sólo llevamos dos meses en este nuevo equipo de 29 concejales y seis grupos municipales que conforman este Ayuntamiento hasta 2023. Cuatro años para discrepar y para consensuar. Para dejar una Córdoba mejor a nuestras hijas e hijos. Este es nuestro principal objetivo como Grupo Municipal Podemos Córdoba. Buen fin de verano.

Comentarios