Jueves 23.05.2019
Opinión
Elena Vega
13:47
20/11/18

¡El 25 de Noviembre a la calle!

¡El 25 de Noviembre a la calle!

¡El 25 de Noviembre a la calle! No nos faltan motivos si nos paramos, nos alejamos de la rutina de nuestras vidas, de nuestro estrés cotidiano, y observamos lo que vivenciamos, lo que nos rodea, viéndolo todo con las gafas violetas. 

Vivimos en una sociedad cuyo machismo parece una sombra que se hace más extensible, oscura y más visible que va cubriendo todo espacio en el que nos desenvolvemos…Un machismo presente en la justicia, cada vez más clara, donde sólo se dictan sentencia condenatoria en 2 de cada 10 casos de violencia de género denunciados(según el informe sombrasobre la aplicación convenio Estambulen España 2014-2018) y cuyos veredictos y sentencias están manchadas de machismo y complicidad;  en la escuela, donde es insuficiente la prevención en cuanto a la violencia de género y la coeducación como parte transversal; en los medios de comunicación donde en vez de extraer información objetiva de por qué se suceden los asesinatos machistas se orientan más hacia el morbo y la opinión subjetiva…

Un machismo que utiliza a sus verdugos cobardes, los asesinos, para acabar con la vida de 63 víctimas en lo que llevamos de año, cuyas vidas están unidas por una razón: la desigualdad. 

¡Claro que debemos hablar más de la desigualdad existente hoy día! Aunque se hayan dado grandes avances…Porque no es para menos…Cuando desde la máxima expresión de la violencia hasta la más mínima está presente en cada mujer: cuando pasamos por una calle y nos acosan las miradas, cuando te cohíben tus opiniones en reuniones consideradas de por sí menos interesantes, cuando sufres la tasa rosa, cuando te aconsejan cómo vestir o cuándo salir, cuando vemos objetualizados y mercantilizados nuestros cuerpos en la publicidad o en las series y películas, cuando nos imponen modelos de relación totalmente dependientes, cuando escuchamos canciones donde somos un objeto más que acompaña a un líder en su vitrina de trofeos, cuando las niñas siguen siendo educadas en la fragilidad y dulzura y no en el empoderamiento, cuando te agreden, te violan o te acosan, cuando te asesinan porque simplemente nos consideran parte de alguien..Así pues, el discurso frente a la igualdad no debe centrarse en el logro de cuotas de poder en altos rangos, si no en aquellas donde su último rango es el poder vivir en una sociedad donde más que valientes podamos salir libres y la urgencia de que el cumplimiento de Pacto de Estado sea una realidad.

El 25 de Noviembre salimos a reivindicar que nuestros derechos también son derechos humanos, y no es un anexo de cualquier documento al que mirar al final, considerándonos como muertes de segundo orden, asesinatos que pasan desapercibidos en los telediarios, en nuestras vidas, pues…¿cuál fue la respuesta social o política ante la trágica noticia de los cuatro asesinatos por violencia machista ocurridos en 9 horas el pasado mes de septiembre? Todo este silencio está siendo cómplice a un sistema que mientras hace campañas televisivas contra la violencia machista, y renuevan leyes, permiten anuncios, películas y series sexistas y, por otro lado, se frena la urgencia que merece el tratamiento de la violencia machista desde cierta normativa e institución. 

Pero la manera de hacer frente a la violencia machista no solo la debemos de observar hacia esa institución como algo lejana a nosotros/as, si no desde nuestros espacios debemos de tender la mano a nuestra vecina, a nuestra amiga, a nuestra hija… y darle la espalda a aquellos/as que siguen justificando la violencia machista y la perpetúan. Porque esto es cosa de todos/as.

Así, tenemos razones y motivos suficientes para salir a la calle el 25 de Noviembre y hacer visible esta violencia que sufrimos los 364 días restantes del año, para no ser un apoyo más al silencio y a la complicidad, si no a la lucha y a la participación de este problema que ensombrece toda la estructura social sobre la que nos movemos. 

Nosotras vamos al #25N…¿Y tú?

Comentarios