• Miércoles, 13 de Diciembre de 2017

La Constitución y sus engaños

Hace poco vi por la tele un programa en el que se tocan temas de política autonómica, local y, a veces, nacional. En él los participantes fueron invitados por el moderador a pronunciarse sobre si veían necesaria alguna reforma de la actual Constitución. Eran personas con cierta formación y experiencia política y ¡¡sorpresa!! ninguno de los participantes supo aportar nada al respecto. "No caían" ellos en ese momento y se pasó a otro tema.

Esto me parece increíble, ya que son bastantes los ciudadan@s capaces de improvisar algún punto a reformar o eliminar, por ser engaños descarados. Por ejemplo:

Art. 56-3.- "La persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad".

Aberrante. ¿Cómo es posible que el Rey impuesto por la dictadura como figura máxima de nuestro país esté exento de someterse al imperio de la ley, haga lo que haga?  Es decir, que aunque en sus funciones oficiales llegara a cometer algún delito, como cobrar comisiones y amasar fortuna ilícitamente, no podría ser juzgado. Y  aunque el Rey cometiese en privado algún delito grave (violación, asesinato, etc), no se le podría juzgar porque disfruta de inmunidad procesal en España. Bochornoso.

Este artículo no debe ser reformado, sino ELIMINADO de la Constitución, pues es una afrenta para toda la ciudadanía.

Art.14.- "Los españoles son iguales ante la Ley, sin discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión, o circunstancia personal o social".

Mentira. Tan grande es esta falacia que en la propia familia real, el varón tiene más derecho que la mujer en la sucesión a la corona. Por tanto, esto debe ser reformado cuanto antes.

Art. 35-1.- "Todos los españoles tienen el deber de trabajar y el derecho al trabajo, y a una remuneración suficiente para satisfacer sus necesidades y las de su familia".

Mentira. Hoy, 39 años después de que la Constitución fue aprobada, nos encontramos con 3,7 millones de parados (dato de noviembre último), la precariedad laboral ya afecta a 6,16 millones y 1,9 millones de trabajadores están en situación de pobreza. O sea, que esta falsedad hay que barrerla pues este derecho se mantiene hipócritamente en la Constitución española, pero no existe para nada en la realidad. A la basura con él.

Art. 47.- "Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada".

Mentira. Cada año que pasa se puede comprobar que hay millones de familias sin vivienda propia y otros tantos difícilmente viven en alquiler. Hay varios miles de ciudadanos malviviendo en chabolas e incluso en coches viejos o furgonetas, sin que el Estado les facilite un alquiler social. Por tanto, este artículo al fuego con él.

Art.50.- "Los poderes públicos garantizarán, mediante pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas, la suficiencia económica a los ciudadanos durante la tercera edad".

Mentira. ¿Cómo se puede decir que GARANTIZARÁN la suficiencia con estas falsedades? Según datos de la S.Social, a Noviembre del 2017, la pensión media del sistema total es de 925 euros; la pensión media de viudedad es de 648 euros y la de orfandad está en 380 euros. Un derroche.

Llevan 39 años engañándonos con las excelencias de la Constitución y, además, el Gobierno se niega a reformarla porque están seguros de que sus medios afines/subvencionados y 5 millones de fieles votantes los seguirán respaldando por muchos años. Ahí queda eso.

http://alfonjimenez.blogspot.com.es