Jueves 19.09.2019
Cordoba Hoy

TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE ANDALUCÍA

El juez da la razón a la GMU para poder rematar la obra de La Nomal

Aunque la Gerencia sigue adelante con la resolución del contrato, la empresa Vías y Construcciones podría cesar en su postura de no querer terminar la obra y acabar ella misma el 6% restante

La Normal de Magisterio en el Distito Sur
La Normal de Magisterio en el Distito Sur
El juez da la razón a la GMU para poder rematar la obra de La Nomal

Las obras de La Normal de Magisterio, uno de los proyectos principales del Urban Sur en el Distrito del mismo nombre de la capital, podría "ver la luz al final del túnel", como ha señalado esta mañana el presidente de la Gerencia Municipal de urbanismo (GMU), Pedro García (IU), después de que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) haya dictado sentencia "a favor del Ayuntamiento".

"Esto allana por completo el camino para ver el final de esta obra que se complicó y que durante este mandato hemos estado trabajando para que se resolviera", ha indicado Pedro García, quien ha detallad que la obra está ejecutada en un 94,18% y que sólo restaría un 6 por ciento por terminar.

Así, según el presidente de la GMU, cuando el ejecutivo local comenzó a funcionar en la obra "había sólo dos trabajadores: El guardia de seguridad de día y el guardia de seguridad de noche", y el problema se generó cuando en el anterior mandato del PP se produjo un modificado en la obra que, según la empresa, Vías y Construcciones, superaba el 10%, pero que según los técnicos municipales no sobrepasaba ese porcentaje, al quedarse en poco más de un 9,80%.

El desencuentro acabo en litigio y, tal y como ha explicado el gerente de la GMU, Emilio García, la constructora se negó inicialmente a seguir con la obra, lo que derivó en auto judicial para levantar la suspensión unilateral de Vías y Construcciones y durante un tiempo se produjeron avances en las obras hasta conseguir el máximo del 94,18%. "En la fase final se detectaron problemas importantes constructivos de seguridad y evacuación que la empresa no quiso asumir y eso nos obligó a una resolución del contrato, cuyo proceso está ahora mismo en marcha y que se va a enviar en breve al Consejo consultivo".

La sentencia, por tanto, viene muy bien para los intereses del Ayuntamiento, a que de haber sido favorable a la constructora, "hubiera puesto patas arriba todo el proceso y hubiera dejado a la gerencia en una situación difícil para negociar". Es más, Emilio garra ha dado a entender que con el dictado del juez quizá la empresa se lo piense mejor y decida terminar ella misma lo que falta, que "son algunos remates pequeños y tres o cuatro puntos algo más importantes, pero si hay voluntad en un mes estará terminado".

esa voluntad asa por que Vías y Construcciones cesara en su postura y terminara la obra. En caso contrario, la resolución del contrato continuaría su proceso y habría que añadir al mes de ejecución real algunos meses más del proceso de licitación y adjudicación de la obra para cubrir el 6 por ciento que resta.

Además de la sentencia judicial, a favor del Ayuntamiento está también que hace algo más de un mes Vías y Construcciones ha cambiado de responsables a nivel regional, y también está el hecho de que, por presiones de la gerencia, se ha podido ejecutar, igualmente, la urbanización lateral del edificio que permitirá su so inmediato una vez esté terminado del todo. Un proceso, por cierto, que también ha tenido su dificultad, ya que requirió de un decreto de gerencia para la retirada de la valla, que en un principio la constructora se negaba a quitar.

Comentarios