sábado 26.09.2020
Cordoba Hoy

Colectivo Hakuna

El Campamento Puerta Verde deja niqueladas las manzanas del barrio del Guadalquivir

Un ejercito de voluntariosos jóvenes se han pasado tres días recogiendo basura y limpiando las calles del barrio en colaboración con AVRA y Sadeco
Limpieza por voluntarios en el barrio del Guadalquivir. FOTOS: SADECO/PUERTA VERDE
Limpieza por voluntarios en el barrio del Guadalquivir. FOTOS: SADECO/PUERTA VERDE
El Campamento Puerta Verde deja niqueladas las manzanas del barrio del Guadalquivir

Miguel Pozo León, párroco de Santa Luisa de Marillac, en el corazón del barrio del Guadalquivir, en el Distrito Sur, no es un cura cualquiera. Es uno de ésos que tienen la sotana pegada a tierra y un alzacuellos atento a las necesidades de una vecindad muy necesitada de todo; de cariño, de confianza, de respeto, de reconocimiento, de empleo y en algunos casos hasta de comida.

A través del colectivo cristiano Hakuna y del Campamento de Verano 'Puerta Verde' de la parroquia cordobesa, y aprovechando la gran cantidad de voluntarios que tienen, Miguel Pozo tuvo la idea de concentrar las ganas de trabajar de estos jóvenes con algo realmente útil, y en vista de cómo estaban algunas calles y manzanas del barrio, especialmente la número 1, puso en marcha una idea para la que requería la colaboración institucional.

Recogida voluntaria de basura en el Guadalquivir

En total, y durante los últimos tres días, del 20 al 22, en torno a 90 chavales y chavalas, acompañados de una cuarentena de monitores de 'Puerta Verde' y otros procedentes de Madrid de Hakuna se han lanzado a recoger kilos y kilos de basura, tanto orgánica como de cartón e inertes, además de ramas caídas, que las han estado concentrando en untos concretos donde camiones de Sadeco se los han llevado para su reciclaje posterior.

Porque Sadeco ha sido uno de los organismos que ha colaborado en este proyecto, facilitando material de recogida y también guantes y mascarillas. El otro ha sido a Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA), que, evidentemente ha facilitado el acceso al interior de las manzanas, que son de su competencia, para que pudieran ser limpiadas. "Lo hemos pautado todo con los dos organismos, uno del Ayuntamiento y el otro de la Junta para que no hubiera problemas y fuera todo como la seda", ha indicado Pozo.

Recogida de basura en el barrio del Guadalquivir

De igual modo, los propios vecinos y vecinas han colaborado "con su amabilidad" y evitando situaciones difíciles, especialmente en algunos de los rincones del mundo con más fama de conflictivos, como es precisamente la Manzana 1. "Elaboramos flyers de la actividad, que hemos bautizado como '¡Qué bueno es hacer cosas buenas!', y los bufoneamos para que la gente supiera lo que iba a pasar y hemos tenido una acogida excelente".

Eso significa que, salvo las típicas frases de 'eso va a aparecer igual de sucio que antes mañana', el resto han sido todo mensajes de agradecimiento y hasta de ofrecimientos de refrescos para combatir el calor durante los trabajos, que Han durado dos horas por jornada. "Bosque venían de Madrid secaron las manos a la cabeza cuando vieron lo que era esto, pero pasada la impresión inicial se han puesto manos a la obra como su compañeros de Córdoba", ha señalado el párroco.

Voluntarios cogiendo basura del Guadalquivir

La idea, que por vez primera se ha puesto en marchado forma tan masiva y con materiales adecuados, ha sido de tal éxito a nivel vecinal y con tan buena acogida, que el cura tiene previsto ponerla en marcha al menos una vez al mes a lo largo de todo el año, para lo cual pretende seguir contando con la colaboración tanto de Sadeco como de AVRA.

Limpieza en las manzanas del Guadalquivir

Voluntarios en la limpieza del barrio del Guadalquivir

Voluntarios en plena limpieza del Guadalquivir

Voluntarios limpiando el barrio del Guadalquivir en Córdoba

Comentarios