EN EL EMBALSE DE IZNÁJAR

Vaya vaya, aquí sí hay playa

La playa de Valdearenas cuenta con 1,5 kilometros de arena en plena Subbética cordobesa. Actividades como el pádel surf, vela, kayak o remo se pueden practicar en las aguas dulces del pantano de Iznájar, que se ha convertido en una alternativa playera al verano cordobés 

La playa de Iznájar se ha convertido en una excelente opción para el verano
La playa de Iznájar se ha convertido en una excelente opción para el verano

La playa está de moda, y no sólo porque nos encontremos en pleno verano, sino porque hace tan sólo unos días una empresa internacional, Crystal Lagoons, mostraba su intención de crear una playa artificial en el cauce del río Guadalquivir a su paso por Córdoba capital. El proyecto que ha sido bien acogido por los cordobeses no se acometerá de inmediato (de hecho está en fase extremadamente incipiente, con tan solo una única toma de contacto con responsables municipales, según señaló ayer el concejal de Urbanismo y Turismo, Pedro García)), pero no por ello, significa que haya que renunciar a ir a la playa en la provincia de Córdoba y es que, para sorpresa de muchos, en la provincia Córdoba sí hay playa, y la podemos encontrar en Iznájar. 

La playa de Valdearenas cuenta con un kilómetro y medio de arena, y poner allí la sombrilla no es misión imposible en estas fechas. El agua dulce del embalse es, además, perfecta para la práctica de deportes acuáticos, y es que en los últimos años han proliferado actividades como el pádel surf, los kayaks, la vela o algunas más recreativas como los hidropedales. La playa cuenta también con dos bares-restaurantes en los que se puede disfrutar de una veraniega carta que nos recuerda a las de los chiringuitos del litoral andaluz. Todo sea por hacer de los días estivales más llevaderos sin necesidad de salir de la provincia de Córdoba en busca de sol, agua y arena. 

playa iznajar turismo embalse pantano

En el camping de Valdearenas trabajan estos días a destajo y es que para ellos el mes de agosto es temporada alta, al igual que en cualquier establecimiento hotelero de la costa. El encargado de estas instalaciones, Paco Trujillo, señala que son muchas las familias que repiten de un año a otro sus vacaciones en el camping, abierto hace tan sólo cinco años y que ofrece al visitante una selección de diez cabañas en las que pasar el verano cordobés de una forma distinta. Según explica, los fines de semana puede haber una media de 500 personas en la playa, aunque no por ello se notan aglomeraciones, ya que "la gente sigue repitiendo porque aquí se está muy bien".

Múltiples actividades acuáticas

Desde la Oficina de Turismo de Iznájar, una de sus trabajadoras, Laura Moreno, destaca algunas de las actividades acuáticas de las que se puede disfrutar en el pantano como por ejemplo el pádel surf, los mayas, la vela e incluso "algunos fines de semana tenemos maratones y tramos a nado". Laura sostiene que pese "a que este año el agua está muy bajita por la falta de lluvia, está viniendo mucha gente" y resalta especialmente "que no tiene sitios profundos y el agua está muy limpia".

Además otra de las ventajas que tiene esta playa es que se puede acceder con el coche hasta la misma arena para poder descargar mesas, sillas, neveras y todo el instrumental que se requiera para pasar un día de playa. Después, el Ayuntamiento de Iznajar ha establecido como norma que los coches deberán aparcarse en una zona habilitada para ello, pues según Laura, "ya ha pasado más de una vez que un coche se ha quedado atrapado en la arena". Aún así, la playa tiene muy fácil acceso desde Iznájar, y además tiene la gran ventaja de que es gratuita.

Una playa que, por cierto, también suele acoger eventos culturales, como el Festival de Cine Lago de Iznájar, que este año va a contar con una edición algo limitada, y sería un lugar perfecto, igualmente, para la celebración de conciertos, especialmente los de corte caribeño.

Muestra Internacional de Cine Lago de Iznájar