Domingo 05.04.2020
Cordoba Hoy

MEDIO AMBIENTE

La situación de los pantanos cordobeses es baja, con un 37,8% de la capacidad cubierta

Los más secos son La Breña, con un 17,28 por ciento de su capacidad, y Yeguas, al 24,14 por ciento
Pantano de La Breña, en Almodóvar del Río
Pantano de La Breña, en Almodóvar del Río
La situación de los pantanos cordobeses es baja, con un 37,8% de la capacidad cubierta

Se está empezando a hablar de sequía, y no es para menos. Un vistazo a la situación de los pantanos de la provincia en la actualidad indican que están a una media del 37,79 por ciento para una capacidad total de 3.411 hectómetros cúbicos, mientras que hace un año la situación estaba algo mejor, con un 47,38 por ciento, frente a una media anual de la última década por estas mismas fechas del 58%, y eso suponen más de 20 puntos porcentuales de caída en picado.

Evidentemente, la situación de los embalses no es la misma ni igual para todos. Depende, evidentemente, de la lluvia caída, pero también del consumo que se hace de ellos y de la población a la que abastece, pero hay que advertir que sólo hay tres de ellos por encima de la mitad de su capacidad, según indica la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) en su página web.

Uno de ellos es el Guadalmellato, que entrega su agua a la capital cordobesa. Éste se encuentra al 50,72% para una capacidad total de 146,570 hectómetros cúbicos. Son, por tanto, 74,348 hectómetros los que tiene en su seno gracias a los 392,7 litros de lluvia acumulada en un año. Por cierto, que hace un año por estas fechas el pantano de marras tenía 109,770 hectómetros, y esos son 35,4 hectómetros cúbicos más que ahora.

El otro pantano de la capital califal, el San Rafael de Navallana, está algo peor. Su volumen actual es de 48,884 hectómetros, que supone un porcentaje sobre su capacidad total del 31,24%. Aquí los litros caídos en el último año se suman por 398,2, pero hace un año su pared de cemento contenía 56,756 hectómetros, es decir casi 8 hectómetros más que en la actualidad.

Pantano de Iznájar

Los otros dos que sobrepasan el 50% son el Martín Gonzalo, en el Alto Guadalquivir, y el Sierra Boyera, en el Valle del Guadiato. El primero tiene a día de hoy 10,117 hectómetros, es decir un 56,70%, frente a los 14,417 hectómetros cúbicos de hace un año. Allí han caído en 12 meses 416,7 litros de lluvia por metro cuadrado.

En el de la cuenca minera hay ahora 21,833 hectómetros para una capacidad de 40,913. Es decir, que está al 53,36%, con una cantidad de lluvia acumulada de 337,9 litros. Hace un año exactamente, estaba con 33,861 hectómetros, o sea 12 más que ahora, y eso indica el nivel de gravedad que hay.

Para también el Alto Guadalquivir, el pantano de El Arenoso está muy bajo. Al 22,75%, con 37,999 hectómetros. Hay que recordar que doce meses atrás eran 60,280 hectómetros, pero es que esta vez sólo han caído 372,2 litros en un año.

El que peor está con diferencia es el pantano de La Breña, en la Vega del Guadalquivir. Siendo como es el segundo más grande de la provincia, tras el de Iznájar, y uno de los mayores de la comunidad, se encuentra a un paupérrimo 17,28%. Eso significa que de sus 823,400 hectómetros de capacidad sólo tiene cubiertos 142,363. Hace un año estaba cubierto de agua en un volumen de 256,351hectómetros, que son 114 hectómetros más que ahora. Las lluvia caída allí en el último año es de 386,8 litros, con lo que habría que pensar en que hay sobre consumo o tiene fugas.

Pantano de Sierra Boyera

Por alusiones, el de Iznájar, en la Subbética, está al 31,32 por ciento para una capacidad total de 981,115 hectómetros cúbicos. Eso significa que almacena a día de hoy sólo 307,348 hectómetros, frente a los algo más de 474 de la misma fecha en 2018. Allí, al menos hay una buena excusa y es que sólo se han acumulado 362,7 litros en un año, es decir la cifra más baja de todas las que se han registrado en la provincia.

Y al contrario, ¿dónde ha llovido más? En la zona de Guadaño, en el Guadiato, y en la del Retortillo, en el Parque Natural de Hornachuelos, en la Vega. En el primero cayeron 441,9 litros y se encuentra en un 44,65% de capacidad, y en el segundo 448,1 litros para un volumen acumulado del 45,47%.

También en el Guadiato se encuentra el embalse de Puente Nuevo. Tiene a día de hoy 88,809 hectómetros, un 31,52% del total de su capacidad, que alcanza los 281,734 hectómetros. Allí han caído 409 litros en un años y por estas mismas fechas de 2018 acumulaba 122,163 hectómetros, 33,3 hectómetros más que ahora.

Central de Puente Nuevo de Viesgo en Córdoba

A caballo entre el Guadiato y la Vega se encuentra el pantano de Bembézar. Tiene 151,959 hectolitros almacenados y eso significa que está al 44,41% de su total, calculado en 342,114 hectolitros. La comparación con su almacenamiento hace un año también es superior, 241,830 hectolitros más.

Finalmente, el Yeguas, en el Alto Guadalquivir, está bastante bajo. A pesar de que en su zona cayeron 412,8 litros en un año, más que en otras zonas con un almacenamiento mayor, éste se encuentra al 24,14%. Eso significa que de sus 228,704 hectómetros totales, cuenta a día de hoy con 55,213 hectolitros. Hace ahora un año contaba con 93,323 hectolitros, lo que no era tampoco mucho para su capacidad total.

Comentarios