Lunes 24.02.2020

MIGUEL PELÁEZ TIENE 64 AÑOS

El presidente de El Yate inicia una huelga de hambre para recuperar la gestión de la residencia de Montoro

Según Peláez, la Fundación ha dejado de pagar los gastos de alimentación y gestión, poniendo en riesgo la correcta atención de personas mayores que hay en el centro

El presidente de El Yate inicia una huelga de hambre para recuperar la gestión de la residencia de Montoro

El presidente de la Sociedad Cooperativa Andaluza El Yate, Miguel Peláez, de 64 años, ha iniciado una huelga de hambre indefinida "como protesta al bloqueo en la gestión" de la residencia de mayores de Montoro (Córdoba) "por parte de la Fundación Jesús Nazareno".

Según ha informado Grupo El Yate, que se define como un referente en servicios socio-sanitarios a las personas mayores en Andalucía, la cooperativa ostenta el contrato de gestión de la residencia "desde 2004 y hasta 2034, y sus servicios son abonados a través de dicha fundación, que es el organismo que recibe los fondos de la Junta de Andalucía y de los propios mayores", habiendo obtenido El Yate la gestión del centro hace diez años, "por la mala situación en la que se encontraban, tanto las instalaciones, como los mayores residentes hasta esa fecha".

En septiembre de 2015, según el relato de El Yate, "la presidenta de la Fundación, Ana María Romero, decidió dejar de abonar las facturas relativas a la alimentación de los ancianos. Para ello, alegó su oposición a la introducción de menús ecológicos en el centro, a pesar de que Grupo El Yate se ofreció a asumir la diferencia de precio respecto a los menús de alimentación convencional".

A continuación, según ha criticado Grupo El Yate, "la fundación también dejó de hacer efectivos los importes correspondientes a los otros gastos derivados de la propia gestión, lo que ha desembocado en una deuda de cientos de miles de euros para Grupo El Yate", llegándose a una situación "que pone en riesgo el suministro de los alimentos y de otros servicios vitales para la adecuada atención a los mayores del centro".

Sin embargo, según ha explicado la directora general de Centros de Grupo El Yate, Patrocinio Wals, "el problema más flagrante" es que desde la fundación les "impiden una gestión eficaz del centro", hasta el punto de que, "desde hace diez meses se les han revocado sin aviso los accesos a la tesorería del centro, a la gestión de recursos humanos y nóminas, e incluso se les ha denegado el acceso a las instalaciones de Montoro" y, en consecuencia, Grupo El Yate no tienen "total certeza de si el cuidado a los mayores es conforme a nuestros estándares de calidad".

Ante todo ello, Miguel Peláez, que "lleva más de 20 años trabajando para ensalzar la dignidad de los mayores" ha iniciado la citada huelga de hambre, siendo esa "su forma de seguir luchando para que en la residencia de Montoro se siga ofreciendo la mejor atención a nuestros mayores, tal y como venimos haciendo todos los profesionales de esta cooperativa".

Aunque se adoptarán por Grupo El Yate "acciones de carácter legal por incumplimiento de los acuerdos existentes", Miguel Peláez pretende con esta acción "llamar la atención sobre" la situación descrita y sobre cómo "puede afectar a la atención y el cuidado de nuestros mayores".

La larga trayectoria de Miguel Peláez al servicio de la economía social andaluza y el prestigio de la Cooperativa El Yate logrado durante 20 años en el sector sociosanitario de atención a los mayores ha provocado ya muestras de apoyo a esta iniciativa, como la del presidente de la Federación Andaluza de Empresas Cooperativas de Trabajo (Faecta), Luis Miguel Jurado Mancilla, y la presidenta del sector sociosanitario de la misma organización, María del Mar García Torres.

Grupo El Yate

Grupo El Yate (www.grupoelyate.es), que se define como referente en salud para las personas mayores en Andalucía, fue fundado en 1996 poniendo el foco en el sector socio-sanitario, más concretamente "en el bienestar y la salud de las personas mayores".

Actualmente gestiona seis residencias, cuatro de forma directa (Alcolea, Córdoba capital, La Carlota y Montoro) y dos en asociación con Novocare (La Puebla y Coín). Cuenta con 450 plazas y un equipo multidisciplinar de más de 350 profesionales "impulsados por el compromiso de mejorar cada día la vida de nuestros mayores".

Con más de 20 años de experiencia atendiendo a los mayores, el Yate ofrece "un servicio innovador en el que la residencia se considera una prolongación del hogar, donde poder desarrollar un proyecto vital pleno y donde se promueve el respeto a la dignidad y la independencia también en esta etapa de la vida".

Sus residencias ofrecen servicios de larga estancia, respiro familiar y centro de día, con servicios de atención psicológica y social, terapia ocupacional, cuidados paliativos, fisioterapia y alimentación ecológica. También cuentan con una Unidad de Rehabilitación para personas que han sufrido algún tipo de accidente físico o cerebrovascular, o bien padecen una enfermedad neurodegenerativa, y una unidad de ayuda a domicilio y acompañamiento.

Comentarios