• Miércoles, 13 de Diciembre de 2017

OPERACIÓN 'ORO LÍQUIDO'

La Guardia Civil logra desmantelar un punto de compra de aceituna robada en una operación con 21 detenidos

La operación incluyó una espectacular persecución con dos furgonetas circulando por la A-4 en dirección a Sevilla al doble de la velocidad permitida

Un agente de la Guardia Civil contempla parte de la aceitunas recuperadas en esta operación policial
Un agente de la Guardia Civil contempla parte de la aceitunas recuperadas en esta operación policial

Desde siempre se venía sospechando que en la vecina provincia de Sevilla acababan tanto el producto de robos de aceituna en el campo cordobés como las sustracciones de maquinaria y material agrícola que también desaparecían en fincas de la provincia. Y por fin, por vez primera, se ha logrado desmantelar uno de esos escurridizos puntos de venta en una operación llevada a cabo por la Guardia Civil de Córdoba y Sevilla, bautizada como 'Oro líquido', con un total de 21 detenidos, de los que dos son españoles y el resto de nacionalidad rumana, así como un investigado más también de nacionalidad española, y la recuperación de más de 16 toneladas de aceitunas sustraídas.

Según se ha informado esta mañana desde la Subdelegación del Gobierno, entre los detenidos hay dos españoles, un empleado y el responsable del punto de venta sevillano, mientras que el resto forman parte de familias de rumanos afincados en Córdoba, Sevilla y Extremadura, entre los que hay dos menores detenidos de 16 y 17 años, respectivamente. En la operación hay otro español investigado y que, por tanto, no está a día de hoy detenido.

Operación Oro Líquido

En esta operación se da también la circunstancia de que los detenidos se enfrentan a un total de nueve delitos de robo, hurto, receptación de aceituna robada, cooperación necesaria y conducción temeraria, ya que la Guardia Civil se vio obligada a perseguir a tres furgonetas pilladas in fraganti sustrayendo fruto de olivares en una finca de Guadalcázar por la autovía A-4 en dirección a Sevilla, yendo al doble de la velocidad permitida.

Entre 17 y 40 años

Los detenidos comprenden edades entre los 17 y los 20 años de edad, en su mayoría pertenecientes al mismo clan familiar, a pesar de vivir en asentamientos diferentes, y han sido puestos a disposición de la autoridad judicial.

Todo empezó a principios de noviembre pasado, coincidiendo con el inicio de la campaña de aceituna en Córdoba, así como un refuerzo por parte de la Benemérita para evitar, precisamente, este tipo de actividades delictivas en el agro cordobés. Así, la Guardia Civil tuvo conocimiento de que se habían cometido varios robos y hurtos de aceituna en la zona suroeste de la provincia, concretamente en los términos municipales de Santaella, Aguilar de la Frontera, Montalbán, Fuente Palmera, Puente Genil y Moriles.

Operación Oro Líquido 4

Esto llevó a los investigadores de la Guardia Civil a abrir la operación 'Oro líquido', en la que han participado los Equipos ROCA que operan en la zona centro y oeste de la provincia, así como las unidades de la Guardia Civil afectadas por los robos, especialmente el Puesto de la Guardia Civil de Fuente Palmera y con la colaboración fundamental de la Guardería Rural.

Las primeras investigaciones permitieron saber que se trataba de un grupo perfectamente organizado, con personal que ten detallados conocimientos de las zonas donde operar, que incluye los depósitos donde habitualmente de dejaban las aceitunas ya recogidas, las localidades cercanas y los caminos por donde, llegado el momento, podrían emprender la huida.

Una vez detectadas sus víctimas, acudían hasta la finca con furgonetas de gran capacidad para cargarlas con las aceitunas preparadas y se marchaban hacia los posibles puntos de compra y venta del fruto de madrugada o al día siguiente de cometer el robo, desde los que volvían al mercado lícito para ser vendidas en la provincia de Córdoba.

Guardería Rural de Guadalcázar

En este caso, la Guardería Rural de Guadalcázar fue la que detectó un exceso de trasiego de vehículos, conducidos al parecer por personas de nacionalidad extranjera, sobre los que sospechaban que pudieran estar dedicándose al hurto de aceituna. De inmediato se comunicó la circunstancia a la Benemérita, que pudo localizar en una finca guadalcazareña a tres furgonetas de gran capacidad y a 11 personas que se dedicaban a la recolección ilegal de la aceituna.

Operación Oro Líquido 2

Los sospechosos, cuando detectaron la presencia de la Guardia Civil en la zona, lograron darse a la fuga en dos de las tres furgonetas, y fueron perseguidos a altas velocidades por la autovía hasta que fueron interceptadas en la provincia de Sevilla por efectivos de los Equipos ROCA de la Guardia Civil de Córdoba y efectivos de la Comandancia de la Guardia Civil de Sevilla. De inmediato se procedió a la detención de los once ocupantes y a la recuperación en la finca de dos toneladas de aceitunas que los supuestos autores ya habían recolectado y pretendían sustraer.

Ahí no finaliza la operación. La investigación permitió localizar también en una carretera cordobesa a otras cuatro furgonetas de gran capacidad, que circulaban en dirección a Sevilla, y como resultaban sospechosas, los investigadores optaron por seguirlas. De madrugada llegaron a una localidad sevillana, donde intentaron descargar la aceituna que transportaban en un punto de compra.

Ahí fue donde actuaron los agentes para intervenir la aceituna, más de 13 toneladas, robadas en una finca de Puente Genil. Por lo pronto se detuvieron a los supuestos autores de los hurtos de aceituna, otras nueve personas, integrantes todos del mismo clan familiar, así como el encargado y un trabajador del punto de compra, como supuestos autores de un delito de receptación de aceituna y otro de cooperación necesaria en la comisión de hurtos.

Cuatro furgonetas intervenidas

Los ahora detenidos intentaron huir del lugar, no logrando su propósito. Seguidamente, la Guardia Civil procedió a la investigación del propietario del punto de compra, como supuesto autor de un delito de receptación, a la intervención de las cuatro furgonetas utilizadas por los ahora detenidos en sus desplazamientos y a la aprehensión de más de una tonelada de aceituna, de la que los encargados del punto de compra no pudieron acreditar su legítima procedencia. También y por orden judicial, la Guardia Civil procedió al precinto del punto de compra.

Con estas detenciones la Guardia Civil, además de lograr la desarticulación de un grupo muy activo dedicado al hurto de aceituna, ha recuperado más de 16 toneladas de aceituna sustraída, que ha sido entregada a sus legítimos propietarios, ha logrado esclarecer nueve delitos de sustracciones del citado fruto y ha posibilitado con la investigación desarrollada que la autoridad judicial proceda al precinto de un punto de compra de aceituna de procedencia ilícita.