XIX CATA DEL VINO DE MORILES

Organizaciones agrarias, cooperativas y consejos reguladores analizarán el futuro del sector del vino

La XIX Cata del Vino de Moriles, que se celebra entre el 20 y el 22 de octubre, rinde homenaje a las raíces y vestigios romanos de los caldos de la zona bajo el lema Vina Bona Sunt (el buen vino)

 

 

La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha convocado una reunión sectorial con las Organizaciones Profesionales Agrarias (OPA), Cooperativas Agro-Alimentarias y Consejos Reguladores para abordar, “entre todos”, el futuro del sector del vino. El encuentro, según lo ha anunciado el titular de este departamento de la Junta de Andalucía, Rodrigo Sánchez Haro, durante la XIX Cata del Vino de Moriles (Córdoba), tendrá lugar el próximo 6 de noviembre, una fecha en la que “analizaremos cuál es la realidad y evaluaremos y definiremos las directrices y medidas a poner en marcha para garantizar la estabilidad de un motor social y económico con muchas oportunidades como es el vitivinícola”, ha aseverado.

Sánchez Haro ha recordado que la Consejería ya ha culminado la elaboración de un estudio de situación del sector del vino en Andalucía. Algo que se encuadra, según ha continuado, dentro de su “firme voluntad” de trabajar codo con codo desde el diálogo permanente, con las organizaciones, las cooperativas y consejos reguladores como el de la Denominación de Origen (DO) Montilla-Moriles “para aprovechar todas y cada una de las potencialidades que rodean a lo enológico, desde lo gastronómico hasta lo cultural”. Sobre la mesa estará también la aplicación del III Programa de Apoyo al Sector Vitivinícola Español 2019-2023 y las acciones que contempla para la reestructuración y reconversión del viñedo. A juicio del responsable del ramo, “nadie duda de la importante capacidad de desarrollo de este ancestral y sostenible cultivo de nuestra tierra”.

El consejero, en este punto, ha aplaudido iniciativas como la consagrada XIX Cata del Vino de Moriles, en la medida en que “dar a conocer la riqueza enológica y patrimonial de la Campiña Sur cordobesa tiene el éxito asegurado”. Para Sánchez Haro, unir el patrimonio arqueológico romano de Fuente de Álamo con los “más que perdurables tesoros enológicos que tenemos en los vinos cordobeses” no es sólo “una gran idea”, sino que “marca el camino a seguir, el de su proyección más allá del territorio, para que se conozcan y se reconozcan cada vez más y en más lugares”. El responsable de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural tiene claro que promocionar las cualidades enológicas de nuestros caldos junto con sus orígenes “es una oportunidad en sí misma para la viticultura tradicional andaluza en un contexto cultural y enoturístico que está en alza y que, como tal, hemos de explotar”.

DO Montilla-Moriles

La Denominación de Origen Montilla-Moriles ampara a un total de 2.028 viticultores, 52 bodegas y una superficie de hasta 5.052 hectáreas de viñedo repartidas entre 17 municipios de la campiña cordobesa. En Montilla-Moriles, además, se realiza, habitualmente, la primera vendimia de la Europa continental (se suele disputar con la DOP de las Islas Canarias el título de vendimia más temprana de Europa en términos absolutos) y ha sido la primera mención de calidad española en certificar la huella de carbono (2014). Tienen en proyecto la apertura, en breve, de un Museo del Vino de Montilla-Moriles en la capital de Córdoba.

Vino Moriles

De los 36,8 millones de kilogramos de uva con los que se ha saldado la vendimia de 2017 en Córdoba, 33,47 millones de kilogramos corresponden a la producción del Marco Montilla-Moriles. De esta cosecha de la Denominación de Origen, dentro de una campaña que se adelantó dos semanas con respecto al curso 2016, se han destinado a vino joven un millón de kilogramos, más de nueve millones a pasera para concentrar los mostos y elaborar Pedro Ximénez y 3,3 millones a tintos.

El sector, en términos globales, contabiliza en la provincia hasta 6.000 hectáreas (850 de tintos) y unos 3.000 viticultores, unos números que, con 110 industrias en activo (lagares, crianza y embotellado), 13,89 millones de euros de valor de producción de uva en 2016 y cuatro figuras de calidad, la sitúan como la segunda productora de la comunidad autónoma, por detrás de Cádiz. Las exportaciones de vino cordobés han crecido un 15,7 por ciento en el primer semestre de 2017 para alcanzar los 3,9 millones de euros, con Reino Unido como principal destino (1,2 millones).

Un viñedo reestructurado

El 54% del viñedo de Córdoba está reestructurado (más de 3.170 hectáreas). El dato coloca al sector de esta provincia, tal y como ha expresado el consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, como el que mejor ha aprovechado los fondos dirigidos a este fin, al acumular hasta 30,07 millones de euros de ayudas desde el ejercicio 2001 (el 35% de lo concedido en Andalucía) para 1.250 beneficiarios. Junto a otras subvenciones, la promoción de vinos en terceros países ha contado con una partida pública global de 443.167 euros entre las últimas convocatorias para propiciar la ejecución de 82 programas por parte de las bodegas cordobesas.

Vino y cultura romana

La XIX Cata del Vino de Moriles, que se celebra entre el 20 y el 22 de octubre, rinde homenaje a las raíces y vestigios romanos de los caldos de la zona bajo el lema Vina Bona Sunt (el buen vino), en colaboración con el Yacimiento Arqueológico de la Villa Romana de Fuente Álamo, en Puente Genil (Córdoba), que cuenta en su inventario con una nutrida cantidad de mosaicos, varios de ellos con escenas del dios Baco, protagonista del cartel anunciador y del programa de esta edición. Este año, la cata se abrirá a la comarca con la Bodega Toro Albalá de Aguilar de la Frontera como invitada y servirá para nombrar como embajador de los vinos de Moriles al hostelero cordobés Javier Campos, así como para entregar la IV Llave Bodeguera.