EN POZOBLANCO

El nuevo comedor del CEIP Virgen de Luna dará servicio a unos 70 alumnos

La Junta de Andalucía ha destinado casi 27.000 euros para la creación de este comedor escolar y de la cocina de cátering

La delegada del Gobierno, Rafi Crespin durante al visita al comedor del CEIP Virgen de Luna
La delegada del Gobierno, Rafi Crespin durante al visita al comedor del CEIP Virgen de Luna

La Junta de Andalucía ha destinado 26.781 euros para la creación de un comedor escolar y  cocina de cátering en el CEIP Virgen de Luna de Pozoblanco. De este nuevo comedor se van a beneficiar a unos 70 estudiantes y ha sido financiado en el marco del Plan de Infraestructuras 2017.

La delegada del Gobierno, Rafi Crespin ha estado visitado este martes las obras, donde ha señalado que los comedores escolares constituyen un servicio complementario de gran utilidad en los centros públicos andaluces para conciliar la vida laboral y familiar, ya que permiten prolongar la estancia del alumnado en el centro entre las 14.00 y las 16.00 horas. Son, además, una pieza importante en todas las medidas dirigidas a mejorar los hábitos alimenticios de los niños y niñas y prevenir problemas de salud como la obesidad. 

Para muchas familias, el servicio de comedor representa una ayuda económica muy necesaria, ya que existen bonificaciones en función de la renta. Estas ayudas oscilan entre el 100% para las familias con mayores dificultades económicas hasta el 10%. También están exentos de pago del comedor los alumnos y alumnas que tienen que salir fuera de su localidad de residencia para asistir a su centro docente, así como aquellos que, por motivos familiares, se encuentren en situación de dificultad social extrema o riesgo de exclusión (se incluyen aquí los hijos e hijas de mujeres víctimas de violencia de género).

 Los menús que se sirven en los comedores escolares públicos siguen todas las recomendaciones del Ministerio de Sanidad y de la Consejería de Salud en cuanto a alimentación saludable. El modelo de menús servidos por las empresas de restauración que trabajan para la Consejería de Educación es supervisado mensualmente por nutricionistas de la Consejería de Salud (Servicio Andaluz de Salud). Además, expertos en bromatología y nutrición de las Universidades de Granada y Pablo de Olavide de Sevilla colaboraron con la Agencia Pública Andaluza de Educación en la redacción de los pliegos de condiciones de los contratos para asegurar el mejor servicio a los niños y niñas. 

Por otra parte, el pasado año se constituyó un grupo de expertos conformado por catedráticos de nutrición de las Universidades de Granada, Cádiz, Córdoba y Pablo de Olavide, ayuntamientos con competencias en materia de consumo y con la participación de la Sociedad Andaluza de Nutrición Clínica y Dietética (Sancyd) con el objeto de refrendar o realizar las modificaciones necesarias a estos pliegos de prescripciones técnicas en todo lo que a los parámetros nutricionales de los comedores escolares se refiere.

Los comedores escolares de los centros públicos andaluces promueven una alimentación completa y saludable, caracterizada por la presencia diaria de la verdura y la fruta fresca, el uso de aceite de oliva virgen extra, mayor proporción de pescado que de carne, limitación de los alimentos precocinados y fritos y apuesta por la dieta mediterránea y los productos ecológicos.