Viernes 06.12.2019

AGRICULTURA

La naranja palmeña reconocerá el papel primordial de las mujeres en este sector

En un acto que tendrá lugar el próximo domingo, Palmanaranja y el Ayuntamiento de Palma destacarán el trabajo de varias mujeres propuestas por las empresas de la zona

Mujeres trabajando en el proceso de la naranja cordobesa
Mujeres trabajando en el proceso de la naranja cordobesa
La naranja palmeña reconocerá el papel primordial de las mujeres en este sector

La entidad que aglutina a las empresas del sector de cítricos de Palma del Río y su zona de influencia, Palmanaranja, junto con la delegación de igualdad del Ayuntamiento palmeño, llevarán a cabo un acto, inédito hasta la fecha, coincidiendo con las celebración del ya tradicional mes de la naranja que se realiza en esta localidad de la Vega del Guadalquivir.

Por primera vez se va a reconocer públicamente la importancia que la presencia de las mujeres ha tenido y tiene para que el sector de la naranja haya alcanzado el desarrollo que presenta en esta localidad y en la zona.

Para ello, se va a destacar el trabajo de una serie de mujeres, propuestas por las empresas de Palmanaranja, y a las que el Ayuntamiento a través de su Delegación de Igualdad, va a entregar una placa el próximo domingo, 18 de marzo, coincidiendo con los actos centrales del mes de la naranja, que se desarrollarán en la Caseta Municipal, situada en el Paseo Alfonso XIII de Palma del Río.

Este reconocimiento pone en evidencia el valor que para este sector tienen las mujeres, en un mundo que aparentemente es de hombres.

Producto único y de calidad

Las naranjas que se clasifican y se preparan cuidadosamente en los almacenes de Palma del Río y del Valle del Guadalquivir, para que lleguen a medio mundo, están confeccionadas fundamentalmente por mujeres, consiguiendo un producto final único y de calidad.

Pero también en el campo las mujeres forman parte de las innumerables cuadrillas que recolectan un fruto en las condiciones que exigen los mercados, con tanta diligencia y productividad o más, que los hombres. Incluso una figura tan masculina como la del Manijero también es ocupada por mujeres de gran valía que dirigen, como capataces, a un grupo de hombres y mujeres en la recolección de la naranja.   

Pero también han sido partícipes de la evolución de este sector mujeres al frente de la explotación de sus huertas y participando activamente en las cooperativas o las Sociedades Agrarias de Transformación (SAT). "Agricultoras que son, verdaderamente, un ejemplo aunque hay que reconocer que en están en franca minoría todavía frente al número de agricultores", indica Palmanaranja en un comunicado.

En definitiva, las empresas de Palmanaranja se ponen a la cabeza para que se visualice a la mujer en este sector y se considere que su participación ha sido y es base para la solidez de la economía que se genera con la naranja y con el objetivo de que estas acciones junto con otras que ya se están llevando a cabo, especialmente en conciliación e igualdad, se dirijan a valorar la presencia de la mujer en este sector vital para la economía palmeña y la del Valle del Guadalquivir.

Comentarios