Sábado 18.08.2018
Cordoba Hoy

LA MAYORÍA SON HOMBRES DE ENTRE 30 Y 60 AÑOS

Más de 500 cordobeses acudirán a la vendimia francesa

El 75% de los aproximadamente 16.000 vendimiadores españoles que participan en la campaña de la uva del país vecino proceden de Andalucía

vendimia
vendimia
Más de 500 cordobeses acudirán a la vendimia francesa

Unos 500 trabajadores y trabajadoras agrícolas de la provincia de Córdoba participarán este año en la vendimia francesa en la que, como en otras campañas, habrá una importante presencia de vendimiadores españoles, con unos 16.000, el 75% de los cuales procede de Andalucía.

En el caso de Córdoba, son las localidades de Doña Mencía, Baena, Nueva Carteya y algunas localidades del Norte de la provincia de donde parte el grueso de los vendimiadores y vendimiadoras cordobeses que junto al resto de los trabajadores y trabajadoras españoles se dirigen a los departamentos franceses de Pirineos Orientales, Aude, Hèrault, Tarn, Garona, Lot, Gers, Gironda, Landas, Charante, Charante-Marítimo, Ardéche, Gard, Vaucluse, Var y Drome.

El secretario General del Sindicato Provincial de Industria de CCOO de Córdoba, Rafael Morales, señala que la presente campaña se presenta con “total normalidad” y, al preverse un incremento de la producción de uva de alrededor del 25%, se calcula que la duración media de los contratos será de 20-25 días los días de trabajo.

Como en años anteriores, la demanda de empleo suele ser mayor que la oferta, por lo que CCOO, que pone a disposición de los trabajadores y trabajadoras toda la información disponible tanto en sus sedes como en la web www.industria.ccoo.es, recomienda que no se viaje si no es con contrato previo.

Asimismo, el sindicato llama a los trabajadores y trabajadoras a estar atentos a posibles fraudes relacionados con la oferta de empleo para la vendimia francesa, como la petición de dinero para consultar las ofertas de empleo, la venta de guías para buscar ofertas laborales o la petición de dinero para recibir una preoferta laboral.

En este sentido, Morales remarca que “el acceso a las ofertas laborales es gratuito, que el contrato es una obligación del empleador y que pagar por acceder a una oferta de empleo no asegura el puesto de trabajo”.

Condiciones laborales

Por lo que respecta a las condiciones laborales, para el presente año el Salario Mínimo Interprofesional de Crecimiento (SMIC) vigente es de 9,88 euros la hora, si bien suele ser superior en función del convenio colectivo de aplicación en los distintos departamentos franceses de forma que los ingresos medios por 15 días de trabajo oscilan entre los 1.200 euros y los 1.513 dependiendo de las horas extras y del departamento donde se trabaje.

Además de los salarios, un ingreso adicional importante para los vendimiadores que tienen derecho a ello es el subsidio familiar por hijo a cargo menor de 20 años que no ejerce actividad o con una remuneración inferior al 55% del SMI. Dicho subsidio oscila de los 132,79 euros por dos hijos hasta los 461,23 euros.

Cabe mencionar que el alojamiento, tanto si se trata de una aportación complementaria como de una deducción del salario, debe figurar en la nómina.

Perfil del vendimiador

En lo que se refiere al perfil de las personas que buscan empleo en la vendimia francesa, cabe hacer una distinción entre quienes lo hacen por primera vez y quienes ya han participado en otras campañas anteriores.

El 90% de las personas que demandan por primera vez empleo en la vendimia de Francia son hombres de una amplia horquilla de edad (entre 30 y 60 años) con estudios primarios, sin conocimiento de lenguas extranjeras y muchas dificultades personales y de infraestructura para buscar empleo a través de internet. El 10% restante son hombres menores de 30 años, con formación universitaria, conocimiento de idiomas y sin experiencia previa en trabajos agrícolas.

En el caso de quienes ya han participado con anterioridad en la campaña de la recogida de la uva, el 90% son hombres de entre 30 y 45 años, con estudios primarios y experiencia previa en trabajos agrícolas y, concretamente, de recogida de la uva. Las pocas mujeres que acuden, que no superan el 5% del total, realizan fundamentalmente tareas de logística (organización de cuadrillas, comidas, compras, limpieza de los alojamientos, etc.) y con carácter general no trabajan en la recogida de la uva.