Miércoles 23.10.2019

PLAN DE PREVENCIÓN "CIUDADES ANTE LAS DROGAS"

Más de 1.800 personas son tratadas en Córdoba por algún tipo de adicción

Las sustancias psicoativas, como el tabaco, el cannabis, el extasis o la cocaina representan el 41,43% de las adicciones, mientras que el alcohol supone un 40,3%

La consejera de Igualdad; María José Sánchez Rubio y el presidente de Diputación, Antonio Ruiz durante la firma del convenio
La consejera de Igualdad; María José Sánchez Rubio y el presidente de Diputación, Antonio Ruiz durante la firma del convenio
Más de 1.800 personas son tratadas en Córdoba por algún tipo de adicción

En la provincia de Córdoba, 1854 personas están siendo atendidas por algún tipo de adicción. Concretamente, 770 personas presentan adicción a las sustancias psicoactivas  como el tabaco, el cannabis, el éxtasis o la cocaina, mientras que 748 personas muestran adicción al alcohol. Para su atención, en la provincia existen 14 centros de Tratamientos Ambulatorios de los cuales dos son específicos para el alcohol, como Renacer en Córdoba y Apoal en Pozoblanco, y uno  está destinado al juego patológico, como es Acojer, en la capital. El resto de centros se distribuyen por distintas localidades como Peñarroya, Montilla o La Carlota.  

Este jueves la consejera de Igualdad y Políticas Sociales de la Junta, María José Sánchez Rubio, ha firmado un convenio de colaboración con el Instituto Provincial de Bienestar Social, por el que se garantiza el mantenimiento de centros de atención a la drogodependencia, por un importe de 2 millones de euros, de los cuales, 1,1 millones son aportados por el gobierno andaluz dentro del III plan de Drogas y Adicciones 2016-2020.

La consejera ha señalado que en los últimos años ha habido un cambio de tendencia en cuanto a las adicciones, y es que cada vez más, el consumo de algún tipo de sustancia comienza antes. Sánchez Rubio ha explicado que  "las sustancias están ahí, ahi esta el alcohol, el tabaco o el juego en internet" al que puede tener acceso cualquier persona, y en este sentido ha dicho,  tenemos que "formar a las personas para saber decir que no a las drogas". La consejera ha mostrado su preocupación ante el consumo de alcohol por parte de la población más joven, así como de la vuelta de drogas como la heroina. 

El perfil medio de una persona adicta a algún tipo de sustancia es el de un hombre de una edad media de 40 años, consumidor de alcohol y en situación de desempleo.

Por su parte, el presidente de la Diputación, Antonio Ruiz, ha señalado que uno de los criterios "más importantes" del convenio que este jueves se ha firmado, es la "descentralización" de los servicios que se presta a las personas que presentan algún tipo de adicción, y es que gracias a este III Plan Andaluz de Drogas y Adicciones, las personas que requieran ayuda para dejar alguna adicción pueden ser atendidas en centros de salud de su barrio. 

Comentarios