Sábado 04.04.2020
Cordoba Hoy

PROVINCIA

Empiezan las obras del embarcadero de Pedro Abad, símbolo para la recuperación de la ribera

El embarcadero se pretende que sea un simbólico impulsor de la recuperación de la ruta del Alcurrucén y se una al auge deportivo y turístico de la zona, completada con las localidades de Montoro y Algallarín
Obras en el embarcadero de Pedro Abad, fuente Facebook Ruta Alcurrucén
Obras en el embarcadero de Pedro Abad, fuente Facebook Ruta Alcurrucén
Empiezan las obras del embarcadero de Pedro Abad, símbolo para la recuperación de la ribera

Ayer empezaron las obras civiles del embarcadero de Pedro Abad, una demanda de años promovida por tres asociaciones de este pueblo cordobés, como ha destacado el concejal de Urbanismo de la localidad, Rafael Arenas: la asociación de senderismo GPS, la Peña Ciclista Perabeña y el club de atletismo Trail Trotabad. El embarcadero  tiene un plazo de ejecución de dos meses. En ese mismo punto se situaba antiguamente una barca para cruzar el río. Arenas prevé que este embarcadero suponga por sus características un impulso tanto al deporte como al turismo, sobre todo gracias a rutas como la de Alcarrucén, ahora en mal estado, o eventos de piragüismo, cada vez más populares en la zona.

Barca de Alcurrucén, en Pedro Abad, en los años 60. El barquero es Julián Obrero

El punto en el que se sitúa el embarcadero es justo uno de los puntos de paso de las antiguas barcas que cruzaban el río, como ha confirmado el etnógrafo Rafael Pulido, quien ha explicado que se trata de un lugar de importancia histórica, en cuanto que el barquillo que cruzaba en los años 30 del siglo pasado fue bombardeado en la guerra civil [en la imagen a continuación. Fuente, Facebook de 'Barcas Cordobesas'].

El barquillo de Alcurrucén antes de ser hundido en la guerra civil

La barca fue bombardeada al ser el único punto de paso hacia Villanueva, y por tanto hacia la sierra. Esas barcas continuaron hasta los años 80, cuando dejaron de usarse a causa de la construcción del puente de Algallarín. Uno de los familiares de las antiguas familias de barqueros, y actualmente portavoz de las actividades que tienen relación con la ruta de Alcurrucén, Juan Obrero Larrea, ha recordado que en esos años 80 se llegaron a trasladar de una orilla a otra no sólo personas, sino incluso motos de la época de gran cilindrada, como moto-guzzis.  La siguiente imagen pertenece a los años 60, y en ella se puede ver a uno de sus familiares, el barquero Julián Obrero, de hecho otro de sus antepasados, su bisabuelo era el responsable de la barca que fue bombardeada. (fuente: Facebook 'Barcas cordobesas').

Julán Obrero, barquero de Pedro Abad en los años 60

La ruta de Alcurrucén es  una ruta circular que empieza en Pedro Abad, sigue por la vía pecuaria que va al embarcadero y continúa por las orillas del río. ¿Qué tiene que ver una ruta a pie con un embarcadero? Los miembros de las asociaciones de Pedro Abad quieren que el embarcadero sea un impulso para recuperar la ruta. Actualmente el camino, de 12 kilómetros, está en muy mal estado por el crecimiento de la vegetación. El camino empieza como decimos cerca de Pedro Abad, en una casa de máquinas que hay junto al río, pasa por un antiguo poblado romano, Sacili Martialum, un lugar muy espoliado. El portavoz de la asociación senderista GPS, Fernando Lorenzo, reclama la recuperación de ese trazado en gran medida impracticable.

Su recuperación se uniría al auge de los deportes acuáticos en la zona relacionados con kayaks y piraguas. De hecho el descenso de Montoro a Pedro Abad del pasado septiembre, organizado precisamente por GPS, contó con 110 participantes. Las inscripciones se agotaron en 48 horas. El Ayuntamiento de Algallarín además ponía en marcha recientemente otro embarcadero y Montoro tiene solicitado uno más.

El 17 de noviembre la asociación GPS organiza la jornada 'Acercándonos al Guadalquivir' que contará precisamente con una conferencia de Rafael Pulido sobre carpintería de ribera y barcas fluviales, y otra de Fernando José Díaz, en este caso sobre la situación actual de los peces del Guadalquivir. La jornada incluye unos paseos en kayak con lecciones de interpretación de la naturaleza.

Comentarios