Viernes 19.07.2019
Cordoba Hoy

ALTO GUADALQUIVIR

Cultura autoriza obras de emergencia para consolidar el Molino de Las Grúas en El Carpio

El edificio fue declarado Bien de Interés Cultural en 2002, y desde entonces ha sido objeto de diversas actuaciones para su puesta en valor

Las Grúas de El Carpio FOTOS: ARQUITES
Las Grúas de El Carpio FOTOS: ARQUITES
Cultura autoriza obras de emergencia para consolidar el Molino de Las Grúas en El Carpio

La delegada de Fomento, Infraestructuras, Ordenación del Territorio, Cultura y Patrimonio Histórico, Cristina Casanueva, ha autorizado una intervención de emergencia para consolidar el Molino de la Grúas (fase II), de El Carpio, a partir de un proyecto presentado por la Diputación de Córdoba, que ha recibido informe favorable por unanimidad de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico.

Las obras consistirán en la ejecución de una plataforma provisional de trabajo aguas arriba, de unos 20x10 metros y 2 metros de espesor, mediante aporte de piedras de escollera y zahorra.

También se desmontarán sillares del muro sur que presentan peligro de desplome,  así como la parte de la bóveda de la galería y arcada del acueducto afectada. Se eliminará el tocón y raíces del eucalipto que se cortó el año pasado, se limpiará de lodos la galería y se apuntalará la bóveda.

Igualmente, se reconstruirá a plomo el muro desmontado, con sus mismos sillares y disposición original, así como la bóveda sobre el muro, con los materiales previamente desmontados. Se instalará una grúa como medio auxiliar, sobre plataforma de hormigón ubicada en la ribera al norte del monumento. El presupuesto de licitación asciende a 87.500 euros.

La Comisión de Patrimonio establece las siguientes prescripciones y recomendaciones: el control arqueológico se extenderá a las actuaciones complementarias de construcción de una plataforma provisional en el cauce y base de apoyo de la grúa (respetando todos los elementos del sistema de distribución de aguas y la arboleda). Además, debe disponerse algún elemento diferenciador que permita distinguir las fábricas restituidas, por ejemplo, una lámina de plomo.

Finalmente, se comunicará a la Delegación de Cultura el inicio de las obras para hacer un seguimiento y a su finalización se presentará informe completo de los trabajos realizados, con reportaje fotográfico en color de todo el proceso y resultado final.

Las Grúas de El Carpio FOTO ARQUITES

El edificio de las Grúas, fue declarado Bien de Interés Cultural en 2002, y desde entonces ha sido objeto de diversas actuaciones arqueológicas y de recuperación para su puesta en valor.

Conforme a la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía, es necesario obtener autorización de la Consejería de Cultura  para realizar cualquier cambio en los inmuebles inscritos como BIC, y se prohíbe toda construcción que altere su carácter de los o perturbe su contemplación. Quedan exceptuadas del requisito de proyecto de conservación las actuaciones de emergencia necesarias en caso de riesgo grave para las personas o los bienes inscritos en el CGPHA.

Entorno

El edificio de Las Grúas está en el término municipal de El Carpio, en los terrenos denominados de Alcocer, entre el camino de San Pedro y el cauce del río Guadalquivir, en su margen izquierda, en un entorno natural caracterizado por el cauce fluvial y su bosque de ribera. Más allá de la zona de vegetación natural, salvando el talud del cauce, se extendía la gran llanura agrícola del meandro, con algunas construcciones tradicionales ligadas a su explotación. En esta llanura se construyó hace pocos años una gran planta termo solar, que ha transformado el entorno agrícola en un paisaje casi industrial, con evidente pérdida de calidad paisajística.

Junto a las Grúas aparece el promontorio del antiguo Castillo Alcocer, que ha sido objeto de excavación arqueológica, pero que no ha sido todavía puesto en valor. Al sur, la Ermita de San Pedro, con sus explanadas anejas y el llamado Camino de San Pedro. Se trata, por tanto, de un entorno de gran valor cultural, aunque su paisaje haya sido alterado con la construcción de la planta termosolar.

El complejo hidráulico se compone de tres partes fundamentales: una construcción principal, estructura y soporte para tres ruedas hidráulicas con cangilones; un azud, dispuesto transversalmente al cauce para derivar el agua hacia las ruedas y un sistema de distribución y almacenamiento de agua (acequias y estanques o albercas).

El núcleo de la construcción principal es de planta cuadrada, de 12,5 metros de lado. Se compone de cuatro grandes pilas paralelas de mampostería, de 2,20 metros de anchura cada una, cimentadas sobre el suelo rocoso del cauce y dispuestas longitudinalmente en el sentido de la corriente fluvial definiendo entre ellas tres estrechos canales, de algo más de un metro, por donde discurre el agua que haría girar las ruedas allí ubicadas.Una de las pilas, la situada junto a la ladera, sirve de estribo y contención de las tierras.

Aguas abajo, los volúmenes prismáticos que conforman las pilas centrales quedan a modo de peine abierto en su parte superior, mientras que aguas arriba estos volúmenes se cierran con un cuerpo transversal, rematado con una galería cubierta por bóveda de cañón, a través del cual se produce la conexión entre las pilas, a distintos niveles. En la base de este frente se produce el ingreso del agua hacia los canales entre pilas.

El segundo nivel tiene entrada desde una plataforma exterior desde la que se accede a un andén elevado sobre la galería antes descrita que apoya sobre el muro de sillares. El ingreso al interior se realiza bajo un acueducto adosado a las pilas. Éstas aparecen horadadas en su eje longitudinal por galerías abiertas en su ingreso por puertas de arco de medio punto y grandes vanos abovedados con medio cañón. Un tercer nivel se dispone sobre el anterior, de igual distribución interior.

El segundo elemento que conforma el complejo hidráulico, el azud, aparece oblicuamente dispuesto, transversal al cauce del río, con un recorrido longitudinal, recto, de unos 120 metros. Su técnica de construcción es prototípica, a base de piedras y argamasa cimentadas en el propio sustrato del río, describiendo un perfil alomado. El azud, en su proximidad al edificio de las norias, acaba en un muro de mampostería confrontado, en paralelo, a otro anexo al edificio y ambos rematados por dos andenes de sillares de piedra con puentecillo. Entre ellos se define un canal-aliviadero, en el sentido de la corriente fluvial.

El tercer elemento constitutivo del complejo hidráulico son las acequias. Éstas se inician recogiendo el agua de las norias a través de un canal sostenido en un acueducto de doble arcada de ladrillos que emerge adosado a las pilas en su cara sudoeste. La primera arcada viene definida por diez vanos rematados por arcos rebajados, de los cuales, los cuatro más anchos ven de acceso a las galerías interiores de las pilas en la planta intermedia. La segunda arcada es de menor altura y los vanos están rematados por arcos de medio punto. Sobre este acueducto se sitúa la acequia que drena a una arqueta de distribución, desde la que parten dos ramales que discurren en torno a los restos del castillo de Alcocer en dirección a las albercas y arquetas cercanas, generándose una complicada red de canales.

En 1883 se construyó una caseta para una bomba de extracción de agua en la terraza superior, de un cuerpo de planta rectangular adosado al complejo.

Comentarios