Jueves 16.08.2018

AGROALIMENTACIÓN

La Guardia Civil y la DO de Los Pedroches desvelan un caso de fraude del ibérico en Tenerife

Hay un detenido natural de Adamuz y que compraba jamones no amparados por la marca de calidad cordobesa y sustituía las etiquetas por unas nuevas bajo el nombre de una empresa que no figuraba dada de alta en ningún registro mercantil

Imagen de archivo de un agente de la Guardia Civil de Córdoba en una actuación anterior
Imagen de archivo de un agente de la Guardia Civil de Córdoba en una actuación anterior
La Guardia Civil y la DO de Los Pedroches desvelan un caso de fraude del ibérico en Tenerife

Origen España y la Guardia Civil firmaron en mayo de 2016 un procedimiento operativo de colaboración, cuya finalidad es promover la colaboración para mejorar la investigación de actividades ilícitas desarrolladas en el ámbito de la producción y tráfico de alimentos, así como su adulteración y falsificación. Los objetivos perseguidos con este instrumento de colaboración son, ante todo, defender al consumidor ante malas prácticas, así como velar por la seguridad alimentaria y perseguir conductas delictivas contra la propiedad industrial.

Así, Origen España fomenta el reconocimiento del papel esencial de las denominaciones de origen protegidas (DOP) e indicaciones geográficas protegidas (IGP), que suponen para el consumidor una marca de garantía que hace que sus productos sean muy valorados por los mismos. En Córdoba, la Denominación de Origen Protegida Los Pedroches para productos ibéricos es socia de esta asociación desde 2010 y la Guardia Civil, a través de la Secretaría de Estado de Seguridad, forma parte desde 2014 de la comisión intersectorial para actuar contra la vulneración de los derechos de propiedad industrial, adscrita al Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital.

Según un comunicado de la Benemérita de Córdoba, las ventas de productos con DOP e IGP, en el ámbito agroalimentario, han supuesto en 2016 casi 2.400 millones de euros, ligadas en la mayoría de las ocasiones a territorios económicamente deprimidos.

Este protocolo de colaboración permite luchar contra actividades ilícitas que afectan de manera muy importante a la salud pública y a la seguridad medioambiental, a la actividad económica (creando situaciones de competencia desleal en el mercado), causan perjuicio a la Hacienda Pública y a los derechos por un lado de los consumidores y, por otro lado, de los operadores, que sí se someten a las exigencias de esta Calidad Diferenciada.

Natural de Adamuz

En el marco de este protocolo, la Guardia civil ha investigado, en Tenerife, a un varón de 56 años, natural de Adamuz y residente en Arona (Tenerife), por la falsificación de las etiquetas de la Denominación de Origen Protegida Los Pedroches y la venta fraudulenta de jamones supuestamente amparados, por lo que ha sido acusado de un delito contra la propiedad industrial. Los hechos fueron detectados en diciembre pasado, y el esclarecimiento del presunto delito ha sido el fruto de la colaboración entre la Denominación de Origen Protegida Los Pedroches y la Guardia Civil de Córdoba y de Santa Cruz de Tenerife.

Durante la investigación se pudo averiguar que el presunto autor compraba jamones no amparados por esta marca de calidad, y procedía a sustituir las etiquetas por unas nuevas bajo el nombre de una empresa que no figuraba dada de alta en ningún registro mercantil y les incorporaba una falsificación de la 'contraetiqueta' de la Denominación de Origen, alterando con ello la calidad del producto ofrecido al consumidor con la intención de obtener un lucro ilícito.

El Plan estratégico de la Guardia Civil 2017-2020 contempla entre sus prioridades la protección del medio ambiente y la contribución a la seguridad económica, ámbitos puestos de manifiesto en la colaboración con la Denominación de Origen Protegida Los Pedroches, por cuanto su actividad supone un referente en la defensa de un modelo singular de explotación medioambiental y un motor económico de primer orden para la provincia cordobesa.

Los hechos investigados fueron denunciados el pasado mes de diciembre, cuando fue detectado un anuncio en redes sociales en el que se publicitaban unos jamones en un restaurante de Tenerife, con una etiqueta que simulaba la original de la DOP Los Pedroches.

Cambio de las etiquetas

Los investigadores de la Guardia Civil detectaron dos establecimientos comerciales más, aparte del denunciado, donde el acusado también estaba comercializando dicho producto. Durante la investigación, se pudo averiguar que el individuo compraba jamones no amparados por la Denominación de Origen Los Pedroches, procediendo a sustituir las etiquetas de los mismos por unas nuevas bajo el nombre de una empresa que no figuraba dada de alta en ningún registro mercantil.

Aparte de lo anterior, el presunto autor conservaba los precintos originales del producto, con su numeración correspondiente a jamones de bellota con un 75% de ibérico, mientras que cambiaba la vitola del producto por otra en la que figuraba que el jamón era bellota 100% ibérico. El modus operandi del presunto autor se basaba en una relación de confianza, lograda a lo largo de un año con establecimientos públicos de la isla, a los que suministraba inicialmente, jamones ibéricos de gran calidad desde la Navidad de 2016. En algún momento, a lo largo del pasado año, sustituyó las etiquetas originales por unas falsas, alterando con ello la garantía de calidad del producto suministrado.

En los registros practicados se han intervenido dos jamones ibéricos, varias etiquetas que simulan las originales de la DOP Los Pedroches, y numerosas facturas y albaranes que están siendo analizadas y puestas a disposición judicial para valorar la entidad del fraude.