sábado 24.10.2020

Peregrinación a Santiago

El Camino Mozárabe se revitaliza en Castro

Peregrinos en el albuergue de Castro de Camino Mozárabe
Peregrinos en el albuergue de Castro de Camino Mozárabe
El Camino Mozárabe se revitaliza en Castro

Por el albergue de Castro del Río ha pasado ya este año alrededor de 310 peregrinos, la misma cifra que registró este recinto en todo el ejercicio de 2016. Desde su apertura, en octubre de 2012, es decir, hace ahora cinco años, ha ido incrementando el número de visitantes, un hecho ligado al crecimiento de los que deciden hacer el Camino Mozárabe de Santiago. Durante el ejercicio de 2015, la Policía Municipal, encargada de efectuar los registros, contabilizó hasta 281 peregrinos.

Los meses de mayor afluencia son los de abril y mayo. Por contra, durante el período estival es cuando se produce un receso debido, entre otros aspectos, a las altas temperaturas. La diversidad de la procedencia de los peregrinos es destacable: Aunque la mayoría de los visitantes son españoles o proceden de países cercanos como Francia, Italia o, también, Alemania, por el albergue castreño han pasado daneses, suizos, holandeses, noruegos, polacos, finlandeses o estonios, y hasta peregrinos procedentes de EEUU, Australia o Nueva Zelanda.

El espacio cuenta con una sala de reuniones, con un frigorífico y distintos utensilios y electrodomésticos de cocina, el pertinente cuarto de aseo, un patio y doce camas.

Visitantes encantados

El alcalde de Castro del Río, José Luis Caravaca, ha destacado que, "según las impresiones que se recogen, sobre todo, en el libro de visitas, los peregrinos se van muy satisfechos tras su estancia en el albergue" y ha indicado que "Castro del Río seguirá apoyando con acciones reales, como la habilitación de este espacio, al Camino Mozárabe".

Inauguración del albergue de Castro del Camino de Santiago

El presidente de la Asociación del Camino Mozárabe, Isidro Rodríguez, ha señalado que "junto a Hinojosa del Duque, en la zona Norte de Córdoba, Castro del Río es referente en la provincia, por la señalización y la acogida de los vecinos". De hecho, "el perfil del peregrino de este camino es experimentado y, normalmente, se van encantados. Les llama la atención, porque no hay masificación y los vecinos les animan y les ayudan", ha afirmado el presidente de la asociación.

Rodríguez ha destacado que "las mejores épocas son las de otoño y primavera", y ha asegurado que, pese a que dada la lejanía del próximo año Jacobeo las expectativas no eran demasiado altas, "el camino continúa creciendo exponencialmente".