Miércoles 11.12.2019
Cordoba Hoy

PONIENTE NORTE

Un total de 46 jóvenes de Las Palmeras participan en talleres formativos del 'Proyecto Puente'

La iniciativa puesta en marcha en 2017 por la Asociación Red XXI, en partenariado con Estrella Azahara y ADSAM, y subvencionado por la Obra Social La Caixa, se asienta en el barrio

 

Grupo de jóvenes de Las Palmeras formándose en jardinería
Grupo de jóvenes de Las Palmeras formándose en jardinería
Un total de 46 jóvenes de Las Palmeras participan en talleres formativos del 'Proyecto Puente'

La primera mitad del Proyecto Puente finalizó este mes de julio. Un total de cuatro cursos pre-laborales han configurado, desde principios de año, el primer bloque formativo del 2019: Carpintería de Muebles de Palets, Hostelería, Estética y Jardinería.

El objetivo principal de este proyecto, enfocado a menores de 30 años, es que la población joven que se ha desligado del sistema educativo y se encuentran en situación de desempleo retomen el interés por la formación y el mundo laboral. La clave parte de la relación de las entidades implicadas con los vecinos y vecinas del barrio. El acercamiento a la población joven que podía ser partícipe de los talleres pre-laborales, unido al seguimiento individualizado, el posterior periodo de aprendizaje, los servicios al barrio y, por último, las prácticas formativas, forman parte de un itinerario, innovador en la zona, que ha configurado un proyecto de éxito progresivo.

Estos cursos son de carácter flexible y adaptado a la realidad de la población destinataria, según puntualizó Inmaculada Romero, trabajadora de Red XXI, entidad gestora del proyecto. Por este motivo, la duración media de cada módulo es de unas 30 horas, condensadas en un mes, con tres días de formación semanales, para favorecer experiencias exitosas para la juventud, que posibilitan la finalización, en muchos casos por primera vez, de la formación que realizan.

Horario ajustado a los participantes

Esta iniciativa, según explicó Diego Requena, también trabajador de Red XXI, se singulariza por mantener un horario muy ajustado al perfil de las personas participantes e intentar que, paulatinamente, la población joven se adapte y se habitúe a la enseñanza formal y reglada y a los horarios de una jornada laboral estándar. Dos jóvenes del curso de jardinería resaltaron que, gracias a este proyecto, tuvieron la posibilidad de vivir una experiencia real, utilizando herramientas de trabajo y manteniendo un horario laboral semejante al común, algo que a través de otro curso más reglado y rígido, probablemente, no habrían llegado a lograr.

Los datos del INE (Urban Audit, Junio, 2019) revelan que Córdoba se posiciona como el segundo municipio con más paro del país. Además, el barrio de Las Palmeras ha sido declarado Zona Desfavorecida por la Junta de Andalucía, indicando en su estudio ERACIS (Estrategia Regional Andaluza para la Cohesión e Inclusión Social) de 2018, que un porcentaje del 71,79% de sus habitantes se encuentra en desempleo, siendo las mujeres las más afectadas por esta cifra.

Esta situación del barrio, especialmente patente entre los menores de 30 años, se agudiza en la población femenina. Por eso, uno de los desafíos principales del “Proyecto Puente para Jóvenes en situación de vulnerabilidad: Un camino hacia el futuro”, desde su comienzo en el año 2017, ha sido conseguir llegar a las mujeres jóvenes del barrio. Sin embargo, no ha sido hasta el curso de “Estética e Imagen Personal” realizado en el Centro de Formación y Dinamización Social de ADSAM , que un grupo de 11 mujeres ha realizado, de forma satisfactoria, un taller pre-laboral. Este ha supuesto un aliciente más en ellas para continuar futuras nuevas formaciones de carácter similar.

LAS PALMERAS1

Uno de los aspectos remarcables del proyecto, además de la relación y los vínculos que crean entre el alumnado y con el personal que los imparten, es la realización de actividades en beneficio del propio barrio. En el caso del curso de jardinería, con el que se ha puesto fin a esta primera parte del proyecto, los jóvenes podaron los setos y las adelfas del Colegio Duque de Rivas y arreglaron la rocalla del Colegio Pedagogo García Navarro. Del mismo modo, las mujeres participantes en el curso de estética han dado servicios gratuitos durante dos semanas a familiares y personas del entorno. Así, tienen la posibilidad de volcar en la barriada lo aprendido en los cursos.

Las prácticas formativas en empresas y visitas a establecimientos relacionados con el ámbito de cada taller pre-laboral han completado el itinerario, permitiendo tener experiencias en contextos reales para desarrollar lo aprendido. Un ejemplo del progreso del proyecto quedó reflejado en las prácticas de jardinería, donde la supervisión de los alumnos por parte de la empresa se llevó a cabo por un empleado de la misma, a su vez vecino de Las Palmeras y que había realizado el curso de jardinería del “Proyecto Puente” el año anterior.

Uno de los cursos con mayor colaboración con empresas, fue el de hostelería que se realizó en las instalaciones de Estrella Azahara. Este taller pre-laboral finalizó con una alta participación tanto en el módulo formativo como en las prácticas. La satisfacción no se reflejó solo en la implicación, también se tradujo en oportunidades laborales, llegando alguno de estos jóvenes a tener la oportunidad de trabajar en varios de los establecimientos que colaboraron en la fase de prácticas externas. 

El “Proyecto Puente” continuará a partir de septiembre. En esta segunda parte está previsto abordar formaciones del ámbito de la electricidad, peluquería, camarera o camarero de pisos, así como posibles nuevas ediciones de hostelería y estética.

Comentarios