Domingo 26.05.2019
Cordoba Hoy

PERIFERIA OESTE

La Junta abre proceso de información pública sobre el PERI 'Cuevas de Altázar'

Se ha establecido un plazo de 30 días hábiles (hasta el 18 de junio) para presentar alegaciones en un nuevo paso hacia la legalización de la parcelación más antigua de la capital en Villarrubia

Parcelistas de 'Cuevas de Altázar' entregan a la GMU un cheque de 700.000 euros
Parcelistas de 'Cuevas de Altázar' entregan a la GMU un cheque de 700.000 euros
La Junta abre proceso de información pública sobre el PERI 'Cuevas de Altázar'

La legalización del Plan Especial de Reforma Interior (PERI) 'Cuevas de Altázar' (Camino de la Bastida), en la barriada de Villarrubia, ha dado un nuevo paso para salir del impás en la que estaba inmersa lo que sus propios habitantes califican como la parcelación más antigua de la capital. Así, el pasado día 3, la Delegación de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio en Córdoba, informó de que se había abierto un período de información pública sobre el proyecto de urbanización de este PERI, promovido por Junta de Compensación del mismo nombre, durante 30 días hábiles a partir de su publicación en el BOJA a fin de poder presentar las alegaciones que sean pertinentes en el procedimiento de autorización ambiental unificada. Esto significa que el plazo acabaría el próximo 18 de junio.

Los vecinos llevan ya tres décadas movilizándose para urbanizar (legalizar) sus viviendas y parcelas, cuyo valor se estimó hace seis años en 700.000 euros a modo de fianza para la constitución de su Junta de Compensación, que fue reconocida por la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) el 28 de marzo de 2012. Se trata de un terreno ubicado al noroeste de Villarrubia con unas 300 casas dentro de 400.000 metros cuadrados aproximadamente que el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) había calificado como suelo urbano, y desde entonces los vecinos han estado trabajando para su legalización definitiva.

El principal revés en el proceso fue un informe desfavorable emitido por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) en 2008 para aprobar este plan especial, basándose en que el Ayuntamiento debía garantizar previamente el abastecimiento de agua a la población y el saneamiento del agua con una depuradora.

Finalmente, en marzo de 2017, la junta de compensación entregó a la GMU un cheque por valor de 700.000 euros que corresponden a la tasación del 10% del valor de los suelos, que los parcelistas están obligados a entregar al Ayuntamiento. Un dinero que se ha destinado, por cierto, al Parque de Levante. La de 'Cuevas de Altázar' es, de hecho, la primera parcelación que llega a este punto tan avanzado del proceso de legalización, uno de los últimos antes de poder registrar las fincas como suelo urbano.

Comentarios