Sábado 22.02.2020

MEDIO AMBIENTE

Junta y Defensa firman un convenio para prevenir incendios forestales en las instalaciones de Cerro Muriano

La lucha contra los siniestros forestales incluye mejoras en el campo de tiro, como la significativa reducción de la zona de impacto de misiles o la mejora de los accesos

Firma del protocolo entre el Ejército y la Junta en la Delegación del Gobierno
Firma del protocolo entre el Ejército y la Junta en la Delegación del Gobierno
Junta y Defensa firman un convenio para prevenir incendios forestales en las instalaciones de Cerro Muriano

Con los tremendos incendios que en los últimos nueve años han asolado unas 3.750 hectáreas de masa forestal en el entorno del Campo de Tiro de la Base Militar de Cerro Muriano, esta mañana la delegada del Gobierno de la Junta en Córdoba, Rafi Crespín (PSOE), y, el comandante militar de Córdoba y Jaén y general jefe de la Brigada de Infantería Mecanizada (BRIMZ) 'Guzmán el Bueno' X, Antonio Ruiz Olmos, han firmado un convenio para la puesta en marcha del Plan de Actuación por Incendios Forestales de la Base Militar de Cerro Muriano, Campo de Maniobras y Tiro y del Polvorín del Vacar.

Se trata, básicamente de la aplicación del protocolo de actuación en caso de incendios forestales en terrenos que pertenecen al Ejército dentro de Andalucía y que han suscrito la Administración andaluza y el Ministerio de Defensa, y que define qué corresponde en materia de responsabilidad hacer a cada una de las partes en caso de siniestros y las emergencias que se deriven de ellos. Y es que si el Infoca depende de la Junta, el Ejército cuenta con la Unidad Militar de Emergencias (UME) y gracias a este convenio, "se clarifican cuáles son las competencias de cada parte para actuar de manera inmediata y salvaguardar la integridad de las personas y los bienes", ha explicado Crespín.

Según la responsable andaluza, "la Junta garantizará la comunicación continua entre las unidades actuantes, trasladará a las jefaturas de las instalaciones militares del Plan el índice de riesgos diarios de incendios forestales, dispondrá de los medios humanos y materiales propios para hacer frente a las emergencias que puedan surgir en las propiedades militares y asesorará al responsable militar de la dirección de la emergencia en la extinción".

Clasificación de cada terreno

Otro cometido de la Administración andaluza será clasificar "el territorio en función del riesgo y las previsibles consecuencias de los incendios, en colaboración con los responsables de las propiedades militares, y definirá diferentes áreas, según los posibles requerimientos de intervención y de despliegue de medios y recursos", ocupándose, igualmente, de "localizar las infraestructuras físicas a utilizar en actuaciones de emergencia".

En este sentido, Crespín ha destacado que "Córdoba cuenta con gran superficie de masa forestal, por lo que estamos vigilantes durante toda la campaña de extinción y, además, tenemos la particularidad de contar con la base militar de Cerro Muriano, que alberga un campo de tiro, por lo que debemos redoblar los esfuerzos en prevención y planificación, pensando en la población militar que concentra la base y los vecinos y del núcleo de Cerro Muriano y alrededores, muy poblado en verano y susceptible de verse afectado ante cualquier incidente".

Por su parte, el general Ruiz Olmos ha destacado entre los trabajos desarrollados los de prevención, para conservar los suelos limpios, el mantenimiento de la masa forestal y la reforestación, la vigilancia de actividades no autorizadas y la construcción de una torre de vigilancia en el campo de tiro, que se une a las que ya posee el Infoca.

Igualmente, se han llevado a cabo actuaciones para la formación de equipos contra el fuego, para reducir los riesgos laborales y la limitación de las actividades que pueden producir fuego; todo ello en colaboración con la Delegación de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio. Así, en el campo de tiro se ha reducido la zona de caída de proyectiles, que en este momento representa la tercera parte de la extensión de hace diez años, "se han mejorado los viales de acceso al campo de tiro y se ha construido pantallas para evitar que los proyectiles salgan de la zona susceptible de producir fuego".

Comentarios