• Sábado, 25 de Marzo de 2017

DISTRITO NOROESTE

Las Moreras también quiere su propio plan para integrarse con el resto de la ciudad

La Asociación Unión y Esperanza de Las Palmeras celebra la decisión de Isabel Ambrosio de aplicar un plan integral en su zona y avanza que existen contactos con otras barriadas y APDH para aplicar proyectos específicos basado en el que elaboraron estos vecinos

Una vivienda del barrio de Las Moreras, en el Distrito Noroeste
Una vivienda del barrio de Las Moreras, en el Distrito Noroeste

La Asociación de Vecinos Unión y Esperanza de Las Palmeras está de enhorabuena tras conocer que la alcaldesa, Isabel Ambrosio (PSOE), tiene previsto poner en marcha un plan integral para el barrio en los próximos años que se basará en el que ha elaborando este colectivo vecinos en los últimos tres años. "Es para celebrarlo", ha señalado el portavoz de Servicios Sociales de estos vecinos, Eugenio Rosa Díaz, quien ha recordado que se lo presentaron en su día a la regidora y ya cuentan con el visto bueno de la Subdelegacion del Gobierno a quien también hicieron una presentación en su momento.

"Nos gustaría que la alcaldesa liberara la coordinación entre administraciones para poner en marcha los puntos del plan, entre otras cuestiones porque hay muchos de ellos que son puramente de orden municipal, aunque se trata claramente de un plan de ciudad", ha abundado el portavoz vecinal.

Tanto es así, que en Las Moreras, en el Distrito Noroeste, que supone otra zona de la capital considerada marginal y hasta conflictiva y que forma igualmente parte de la Asociación Andaluza de Barrios Ignorados, "ya se han puesto en contacto con nosotros para ver de qué manera se puede aplicar nuestro plan allí y contar con su propio plan específico". Allí, por ejemplo, la tasa de paro llega al 70 por ciento y cuenta con tres asociaciones vecinales para tratar de despegar: La Voz, La Palabra y Caminando Juntos Moreras.

La razón de estos contactos es que el proyecto pretende funcionar a modo de plantilla aplicable a zonas marginadas andaluzas con algunas particularidades específicas de cada espacio que hay que habría que incluir o modificar, como es el caso de las medidas relativas al empleo, ha añadido Rosa. No en balde, la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) también se ha interesado por esta iniciativa que se puede trasladar sin ir más lejos a las Tres Mil Viviendas sevillana, o más cerca las barriadas de Juan Rejano y la calle Bailén en Puente Genil o bien en la barriada de Santiago, de Bujalance, donde tuvo el lugar de la agresión masiva a una patrulla de la Guardia Civil en días pasados.