Sábado 28.03.2020
Cordoba Hoy

DISTRITO NORTE-SIERRA

El acceso Norte a La Asomadilla tendrá que esperar al visto bueno del Registro de la Propiedad

La Gerencia recurrirá la negativa del Registro a ocupar dos parcelas para poder ejecutar las obras
Registro de la Propiedad de Córdoba
Registro de la Propiedad de Córdoba
El acceso Norte a La Asomadilla tendrá que esperar al visto bueno del Registro de la Propiedad

Se está alargando más de lo debido la ejecución de un acceso Norte al Parque de La Asomadilla, desde que en enero de 2017 el Consejo de Distrito sacó a la luz la ocupación ilegal por parte de vecinos en terrenos que estaba destinados a este fin y que finalmente se solventó.

Los retrasos vienen ahora de parte del Registro de la Propiedad, que el pasado día 9 de enero remitió a la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) una calificación negativa al acta de ocupación directa de las parcelas 60 y 62 del sistema general de espacios libres SUP-7 correspondiente a ese acceso Norte.

¿Las razones? Por un lado, que no ha estado "suficientemente acreditada la intervención" de la propietaria en el procedimiento expropiatorio, tras dejar claro que es necesaria la intervención de la mujer para la inscripción de la superficie habida cuenta que "el justiprecio no constituye un pago en metálico, sin en especie que impide su consignación".

Otra razón es hubiera sido necesario también aportar una serie de documentación, en formato GML digital, con las coordenadas de esos terrenos, pero no se aportó el correspondiente CD. Y eso que la presentación en el Registro de la Propiedad número 7 del acta correspondiente para la ocupación tuco lugar el 29 de noviembre pasado.

Ahora habrá que esperar a que este nuevo escollo se resuelva para empezar a ver el proyecto iniciado, consistente en un acceso que cuenta con aproximadamente 300 metros de longitud desde la Avenida del Calasancio. 

El proceso de expropiación recibió un impulso en noviembre de 2018 por parte de la Gerencia, cuando se adoptó la decisión de demoler algunos cerramientos que se han metido en zonas de espacios públicos, al tiempo que se iba a proceder a la demolición de la parte trasera de dos parcelas de Madres Escolapias. Por aquella fecha, la idea era "la puesta en marcha del expediente de expropiación que se someterá a exposición pública y que se notificará otra vez a los propietarios".

Con todo ello sobre la mesa, las previsiones de la Gerencia era que todo el proceso de expropiación, proyecto, ordenación y realización de la obra se dilatara hasta mediados de 2020, con una obra de licitación que se estima de entre 6 y 8 meses.

Para ello, además, se habían presupuestado inicialmente 100.000 para 2019, que no pudo ejecutarse, mientras que ahora, para las cuentas de Urbanismo de 2020 la propuesta era destinar 200.000 euros.