DOS DE LOS INFRACTORES SON VECINOS DE POSADAS Y EL OTRO DE CÓRDOBA

Denunciados en Santa María de Trasierra por recoger piñas sin autorización

Fruto de los dispositivos establecidos, la Guardia Civil tuvo conocimiento a través de una llamada tal 062, que en una finca de Santa María de Trassierra, había varias personas recolectando piñas, al parecer sin autorización.

Bus Trassierra 2
Bus Trassierra 2

La Guardia Civil ha denunciado en Santa María de Trassierra a tres personas como supuestos infractores a lo dispuesto en la Ley 2/1992 Forestal de Andalucía, sobre la regulación de la recogida de la piña.

El pasado viernes día 3 de noviembre, en la localidad de Villaviciosa, el Subdelegado del Gobierno de España en Córdoba y el Alcalde de la localidad, mantuvieron una reunión con representantes de la Cooperativa Andaluza de producción y distribución de piñas, a la que asistieron entre otras autoridades, el Delegado territorial de Medio Ambiente, el Teniente Coronel Jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Córdoba y representantes de la Unidad de Policía adscrita a la Junta de Andalucía, en la que se analizó el resultado de la campaña anterior y las medidas a adoptar en la presente campaña recientemente iniciada.

A raíz de dicha reunión, la Jefatura de la Comandancia de la Guardia Civil de Córdoba, mantuvo a principios de la presente semana, una reunión operativa, con las Unidades de la Guardia Civil implicadas en la zona de influencia de la recogida de este tipo de fruto, con los representantes de las instituciones antes citadas, en la que se establecieron los servicios a realizar con el fin de evitar en lo posible la comisión de robos/hurtos de piñones.

Fruto de los dispositivos establecidos, la Guardia Civil tuvo conocimiento a través de una llamada tal 062, que en una finca de Santa María de Trassierra, había varias personas recolectando piñas, al parecer sin autorización.

Ante ello, la Central Operativa de Servicios de la Guardia Civil pasó el aviso a una de las patrullas de servicio en la zona, que se desplazó rápidamente al lugar indicado, donde sorprendió a tres personas, dos de ellas vecinas de Posadas y una de Córdoba recolectando piñas sin autorización, ni documentación que les autorizara para ello, procediendo la Guardia Civil a la instrucción de los pertinentes expedientes de denuncia por infracción a lo dispuesto en la Ley 2/1992 Forestal de Andalucía (Orden de 10 de Noviembre de 2000 sobre regulación de la recogida de piñas) y a la aprehensión de las piñas que ya habían recogido, que ya tenían preparadas y dispuestas en sacos, para su transporte, las cuales tras ser pesadas alcanzaron un peso de más de 100 kilogramos.

Las piñas aprehendidas ya han sido entregadas a su legítimo propietario.