Martes 18.12.2018

DISTRITO LEVANTE

Un vigilante de Vicor retiene a cuatro jóvenes por robo de cobre en Quemadas

Los retuvo dentro de su vehículo hasta que llegó la Policía Nacional y se los llevó detenidos y podrían ser autores de un robo anterior de arquetas en otra empresa del polígono

Un vigilante de Vicor retiene a cuatro jóvenes por robo de cobre en Quemadas

La actuación de un vigilante de la empresa Vicor Seguridad ha terminado con la detención de cuatro jóvenes, tres hombres y un mujer, por parte de la Policía Nacional, acusados de robo de cableado de cobre en establecimientos del Polígono de Las Quemadas, según informaron a Córdoba Hoy, fuentes de la empresa de vigilancia privada.

El suceso tuvo lugar sobre las 17.40 horas cuando un coche Zeta de la Policía Nacional le entregó al trabajador de Vicor una fotografía en la que se veía la matrícula y el modelo de un vehículo que podría estar siendo utilizado por el grupo delictivo para realizar robos y sustracciones en ese espacio industrial de la capital cordobesa.

Poco después saltó la alarma de la antigua Urende, en la calle Juan Bautista Escudero, donde se supone que los ahora detenidos estaban actuando, pero cuando llegaron hasta el lugar una patrulla de otra empresa de vigilancia y el coche patrulla de la Policía Nacional en el interior del local ya no había nadie.

Entre tanto, el vigilante de Vicor Seguridad logró localizarlos en el interior del vehículo que le había mostrado anteriormente la Policía y tras una pequeña persecución logró arrinconarlos y retenerlos dentro de su propio vehículo hasta que se personó, en poco tiempo, los agentes del Cuerpo nacional de Policía (CNP) para llevárselos detenidos.

Según las mismas fuentes, este grupo podría ser el mismo que no hace mucho se llevó las arquetas de las alcantarillas de la empresa FCC Ámbito, cliente de Vicor, y que posee hasta cuatro naves, según da la sensación por las grabaciones visualizadas por la empresa de seguridad cordobesa. Aunque en este caso el robo podría ser considerado menor, el problema es que buena parte de la plantilla de FCC trabajan de noche y con la falta de visibilidad se hubiera podido producir un accidente grave.

Además, se da la circunstancia de que en Las Quemadas, desde hace un tiempo, se están produciendo numerosos robos en restaurantes y bares, donde se llevan las máquinas tragaperras y las de tabaco.

La Policía investiga las chatarrerías que suelen comprar este tipo de material robado y que son las que causan y sostienen esta actividad ilícita.

Comentarios