miércoles 30.09.2020
Cordoba Hoy

DISTRITO DE LEVANTE

Podemos Córdoba acusa al cogobierno de practicar un "urbanismo que cojea" en la zona de Chinales

Juan Alcántara destaca que nadie quiere advertir a los futuros habitantes de la zona sobre la constante contaminación ambiental y acústica de la cementera Cosmos
El alcalde (derecha) en su visita a la futura barriada de Chinales
El alcalde (derecha) en su visita a la futura barriada de Chinales
Podemos Córdoba acusa al cogobierno de practicar un "urbanismo que cojea" en la zona de Chinales

Obviando el hecho de que el espacio donde se está ejecutando el nuevo barrio de Chinales, con 720 viviendas para 2.200 personas, en una zona "estupenda", el concejal de Podemos Córdoba Juan Alcántara ha advertido, a través de un comunicado público, que justo al lado de esos futuros hogares se encuentra la cementera Cosmos, con su "constante contaminación ambiental y acústica de día y de noche".

Alcántara ha mostrado su sorpresa de que ayer, durante la visita del alcalde, José María Bellido, y el concejal de Urbanismo, Salvador Fuentes, a la zona, acompañados por responsables de la empresa Kronos, que adquirió esos terrenos hace dos años con la intención de ejecutar allí viviendas, "nadie aludió a la presencia de esa fábrica urbana que valoriza residuos para funcionar".

Según Alcántara, ese "olvido" de Bellido y Fuentes se debe a que "su urbanismo y su política urbanística cojean", y, por tanto, "no les interesa hacer visible el problema de contaminación constante que genera la cementera".

"¿Quién ha avisado a estos constructores de que quien viva en esta zona va a tener que sufrir lo mismo que llevan años experimentando los vecinos de Fátima y Valdeolleros", es decir, "una contaminación acústica constante por las noches y por el día y una contaminación de partículas potencialmente cancerígenas por la quema de residuos de Cosmos sin ningún control".

En este sentido, y por el bien de los futuros habitantes de ese nuevo barrio, Alcántara ha vuelto a recordar que Cosmos debería ubicar un mediador ambiental en las inmediaciones de la fábrica y que públicamente dé a conocer los niveles del aire que hay a su alrededor.