Martes 12.11.2019
Cordoba Hoy

ESPECTRO AUTISTA

Padres del aula TEA de Los Califas alertan de cambios de conducta en los niños por un exceso de ratio

Los progenitores solicitan apoyo a la Administración de la Junta para que vuelva a estar entre tres y cinco alumnos
Entrada del colegio Los Califas
Entrada del colegio Los Califas
Padres del aula TEA de Los Califas alertan de cambios de conducta en los niños por un exceso de ratio

Un grupo de padres y madres del colegio Los Califas, y en concreto del aula específica de autismo, han decidido hacer pública la mala situación por la que están pasando sus hijos e hijas debido al exceso de ratio. Y es que el aula cuenta actualmente con seis alumnos, cuatro de ellos son autistas y dos tienen deficiencia cognitiva, y para este tipo de aulas la ley prevé una ratio de entre tres y cinco alumnos, siempre que se considere aula TEA (Trastorno del Espectro Autista). [Para información sobre los ratios pinche aquí].

En este caso, el aula tenía cinco alumnos hasta finales de abril, cuando llegó otro alumno de forma excepcional. La diferencia entre cinco y seis puede aparentar ser poco, pero debido a las atenciones especiales y constantes que requieren estos alumnos, las consecuencias, a juicio de los padres, están siendo más que considerables.

Edades variadas

Hay que tener en cuenta las características de estas clases. Los alumnos tienen edades variadas, que van entre los 4 y los 13 años. A su vez, el autismo o la deficiencia cognitiva les afecta de modo personal, con diversos grados y manifestaciones. Esto requiere de tiempos de dedicación muy determinados. Y, en concreto, este aula de Los Califas cuenta con una monitora y una pedagoga terapeútica.

Los padres ven idónea la incorporación de otro pedagogo terapéutico, pero ante el estado de las cosas literalmente han dicho que en cuanto a ayuda se conforman ahora mismo "con lo que sea".

Pero ¿en qué se ha traducido todo esto según el grupo de padres y madres? Por lo pronto, los niños pierden horas de logopedia por imposibilidad para atenderles. Están perfectamente cuantificadas: dos a la semana de pérdida. Antes muchos de ellos tenían logopedia todos los días y de esta forma pasa a tres días.

También se pierden horas de integración, es decir, aquellas en la que los niños pasan a las aulas ordinarias para dar determinadas materias, como religión o música. Esas horas requieren al mínimo del acompañamiento al entrar y salir.

Otra deficiencia es que las clases de antes del recreo se extienden a una hora en lugar de los tres cuartos de hora anteriores. Y eso significa que los alumnos pasan varias horas más a la semana dentro del aula que fuera con tiempo libre y otro tipo de actividades.

Además, hay una disminución de horas dedicada a hacer actividades de ocio, como excursiones o, teatro. De hecho según los padres este curso "están en el aire". Hay que tener en cuenta, según las declaraciones de los progenitores, que para hacer este tipo de actividades necesitan por seguridad que alguien les lleve de la mano por la calle (así que un profesor puede estar pendiente de dos alumnos).

Al contar con menos horas necesarias para su desarrollo, como logopedia e integración, y al estar en general menos atendidos, los padres ya están detectan cambios en el comportamiento de los niños y niñas. Estos cambios han llegado a producir situaciones de desborde al entrar en clase por alguna crisis de algún alumno. "Ha habido algunas mañanas que no hemos podido dejar a los niños dentro del aula, directamente se los han tenido que llevar a otras aulas", señalan. Los padres aseguran que estas situaciones no se producían antes de ningún modo.

Es más, en el caso de un alumno, denuncian, se ha detenido su progresión, puesto que estaba en el paso entre la modalidad C y B, es decir, entre su aula específica habitual y la ordinaria (con apoyos en ella o en otras aulas adecuadas). En este caso se ha parado dicho paso entre modalidades.

Horas lectivas improductivas

Los padres de los alumnos del aula específica afirman que "las horas lectivas son ahora mismo improductivas",ya que monitora y pedagoga se ven obligadas a centrarse en la seguridad de aquellos por los que están velando ante el exceso de ratio. El resto queda en un segundo plano. 

El grupo de padres se ha reunido ya con la Delegación de Educación, en concreto con el inspector de zona. La respuesta es que la Consejería les transmite que no hay recursos suficientes. El anterior equipo, previo a las últimas elecciones andaluzas, tampoco les aportó salida alguna. Los padres de estos niños temen que esta circunstancia pudiera prolongarse durante dos años más, de forma que los alumnos más mayores, dos que tienen 13, pasen con 15 años al siguiente nivel, volviendo de esta forma a la ratio recomendable.

Los padres están en consonancia con la dirección del colegio, a la que consideran de su parte y otra víctima de la situación: "Con los recursos que tienen hacen lo que está en su mano; con el centro no tenemos ningún problema en absoluto". Los padres del aula específica de autismo mantendrán una reunión el próximo viernes con la Asociación de Padres y Madres de Los Califas para intentar recalar también su apoyo y hacer más presión a la hora de que haya una solución.

El punto de vista de la Junta de Andalucía

Fuentes del Servicio de Ordenación de la delegación de Educación de la Junta han querido mostrar su sensibilidad con los padres afectados y transmitirles tranquilidad y paciencia en un ámbito que requiere de procesos que pueden tardar.

En cuanto a la ratio, estas mismas fuentes indican que el aula no se considera en principio TEA , sino un aula encuadrada en el epígrafe 'plurideficiente', que puede llegar a 6 alumnos por clase. 

Este ratio según indican, podría bajar en breve, puesto que el informe del alumno que ha de pasar de la modalidad C a la B sigue evaluándose por parte de la orientadora responsable, es decir, que no es un proceso que se haya parado, según las comentadas fuentes.

Más allá de clasificaciones del aula y ratios, estas mismas fuentes han explicado que conocían los problemas del centro, por lo que este curso se reforzó con la presencia de un maestro especialista en trastornos de conducta. Estos trastornos han de estar previamente diagnosticados y el trabajador supone un refuerzo cuando suceden. En el caso del autismo, por ejemplo, y de forma general, puede haber alumnos que tengan trastorno de conducta y otros no. Este especialista no sólo trabaja en ese aula específica. Podría atender a otros alumnos diagnosticados con trastorno de conducta. El trastorno de conducta es un elemento de co-morbilidad, es decir, se asocia a otro trastorno primario. Este refuerzo por tanto no atiende por ejemplo a alumnos ordinarios que pudieran presentar problemas de conducta, sino únicamente como decimos a los que tienen diagnosticado un trastorno primario anterior.

El Servicio de Ordenación cree que la proporción de recursos en Los Califas y con respecto al aula específica, junto al nuevo experto en trastornos de conducta, es la adecuada como para cubrir plenamente las necesidades de los alumnos.

En cuanto a las horas en concreto de logopedia, integración o el aumentos de algunas horas lectivas previas al recreo, las fuentes de Ordenación manifiestan que pertenecen en concreto en materia organizativa a la dirección y orientación del colegio. También indican que es normal que puedan variarse de un curso a otro sin que estén directamente relacionadas con una posible falta de atención. Como ejemplo han puesto las clases de logopedia. Debido a que la enseñanza, como indican las fuentes, es globalizada, "el hecho de que un alumno tenga en un curso determinado menos clases de logopedia no significa que no esté dando cuestiones de la materia atendidas en todo momento por una profesora que también ha sido formada en ese aspecto y que está todo el rato en la clase".

En cualquier caso, estos cambios de hora, y de acuerdo a la proporción considerada por el servicio de Ordenación, quedan encuadrados en lo que ya decida el propio colegio con la administración de esos recursos que entienden idóneos en principio de acuerdo a las características del aula específica de Los Califas.

Aula TEA o Plurideficiente

Según ha podido comprobar este periódico de forma fehaciente mediante el acceso a documentación oficial, el aula de los Califas fue considerada TEA en el curso anterior, el 2018-2019, cuando además se produce el aumento de ratio en el mes de abril. Esta clasificación en concreto, como indican los padres, puede llegar en mitad de curso, y no han recibido notificación alguna de que pudiera haber variado de un curso a otro, lo que a su juicio además sería considerado un paso atrás si se produjese. 

El grupo de padres también ha explicado que si bien se ha puesto en marcha el refuerzo para los trastornos de conducta, la atención en este aspecto es de cuatro horas a la semana.

Comentarios