Miércoles 26.02.2020

DISTRITO LEVANTE

Cosmos afirma que cambiar el combustible para usar no supone modificar su actividad

La cementera subraya que está autorizada para valorizar residuos no peligrosos en su factoría cordobesa

Entrada a la cementera Cosmos de Córdoba
Entrada a la cementera Cosmos de Córdoba
Cosmos afirma que cambiar el combustible para usar no supone modificar su actividad

Cementos Cosmos ha afirmado este viernes que, tanto en su fábrica de Córdoba, como en el resto de las fábricas que opera, actúa siempre "bajo la más estricta legalidad y con absoluto respeto al medio ambiente y personas en las poblaciones en las que se ubica" y, de hecho, cuenta con autorización para valorizar residuos no peligrosos en su factoría de la capital cordobesa.

En un comunicado, Cosmos ha reaccionado, así, ante las declaraciones vertidas por la Plataforma Córdoba Aire Limpio sobre la utilización de combustibles alternativos en la cementera de Córdoba, asegurando que lo hace sin contar con autorización para ello.

Ante esto, desde la empresa se ha subrayado que "la fábrica de Cementos Cosmos cuenta con una Autorización Ambiental Integrada (AAI), otorgada por Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, previo informe de compatibilidad urbanística emitido por el propio Ayuntamiento de Córdoba, conforme al planeamiento urbanístico actualmente en vigor".

Residuos 'no peligrosos'

Esta AAI, según ha señalado Cosmos, "permite a la fábrica utilizar como combustibles, además del coque de petróleo, biomasa, neumáticos fuera de uso, CDRs (combustible derivado de la fracción resto de residuos municipales e industriales, considerado como parcialmente biomasa) y lodos de depuradora. Todos los combustibles enumerados tienen la consideración legal de residuos no peligrosos".

Como ya se ha informado a las autoridades competentes y en base a su AAI, la fábrica de Cementos Cosmos en Córdoba utiliza desde 2016, "como parte de su actividad para fabricar cemento, además de coque de petróleo, biomasa, neumáticos fuera de uso y CDRs".

El cambio de combustible en el proceso de producción del cemento, además, según ha aclarado Cosmos, "no supone cambio de actividad". De hecho, "la valorización de residuos no peligrosos es una operación secundaria, directa e indisolublemente relacionada con la actividad de la instalación, destinada a la fabricación de cemento, y no una nueva actividad, tal y como ha reconocido la Sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo, Sección 1ª, del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, de 27 de mayo de 2015".

Tipo de combustible

Por tanto, dado que la modificación del tipo de combustible empleado en la fábrica "no constituye un cambio de actividad respecto de la fabricación de cemento y que Cementos Cosmos dispone de las licencias necesarias para la fabricación de cemento, las afirmaciones que se realizan respecto de la ilegalidad del cambio de combustibles son totalmente falsas".

Las condiciones de operación de la fábrica de Cementos Cosmos de Córdoba "se ajustan a lo establecido en la AAI de la instalación, que se basa en la normativa europea, nacional y autonómica de aplicación". Además, las emisiones de la instalación utilizando combustibles alternativos "se monitorizan en continuo por la Consejería de Medio Ambiente y puede comprobarse que son inferiores a los límites establecidos en la AAI" y "estos límites impuestos en la AAI son más restrictivos que los fijados cuando se usaba únicamente coque de petróleo como combustible".

Por ello, desde Cementos Cosmos se ha dicho, por último, no entender "la reacción de determinados colectivos, empeñados en desprestigiar a una compañía que genera riqueza en Córdoba, operando desde la más estricta legalidad".

Previamente, la Plataforma Córdoba Aire Limpio había criticado "el desprecio" que, a su juicio, ha demostrado Cosmos "hacia la ciudadanía y las instituciones cordobesas", ya que "la empresa reconoce ahora en un escrito que desde el año pasado está quemando neumáticos y residuos, sin tener licencia municipal para ello".

En un comunicado, Aire Limpio ha manifestado su "profunda indignación al conocer el escrito que el director de la fábrica de Cementos Cosmos ha dirigido a los grupos políticos del Ayuntamiento de Córdoba, en el que abiertamente reconoce estar utilizando distintos tipos de residuos como combustible".

El escrito, según ha precisado la plataforma, "se dirige a los concejales para influir en la votación prevista en el próximo Pleno de la Corporación municipal, donde se tratará la propuesta de innovación del PGOU aprobada por la Gerencia Municipal de Urbanismo. En caso de aprobarse, quedará prohibida la quema de residuos en fábricas e instalaciones ubicadas en el caso urbano de Córdoba, para evitar riesgos a la salud humana y al medio ambiente de la ciudad".

Intereses públicos

La Plataforma Córdoba Aire Limpio apoya esta medida, "que protege los intereses públicos sin impedir que la fábrica de cementos pueda seguir desarrollando su actividad como lo había hecho hasta ahora. Los tribunales han confirmado la potestad del Ayuntamiento para adoptar estas decisiones, en ejercicio de sus competencias, desestimando las demandas en contra promovidas por Cosmos".

Además, desde la plataforma se ha recordado que "las autoridades responsables de la Consejería de Medio Ambiente" han venido declarando y así consta también "en las distintas resoluciones administrativas", que la Autorización Ambiental Integrada concedida en el año 2007 a la fábrica de cementos para incinerar distintos tipos de residuos como combustible alternativo, "no le permite hacerlo hasta que no obtenga la correspondiente licencia municipal de actividad. Así se hizo recientemente para autorizar la quema de biomasa".

Plataforma Aire Limpio

Sin embargo, según Aire Limpio, este jueves "se confirmaron las sospechas de que Cosmos estuviera saltándose la legalidad y quemando en sus hornos los residuos que le interesan, para ahorrarse combustible. Así, en su escrito a los concejales, el director de la fábrica declara que la fábrica de Cementos Cosmos en Córdoba utiliza desde 2016, como parte de su actividad para fabricar cemento, además de coque de petróleo, biomasa, neumáticos fuera de uso y CDRs (derivados de residuos urbanos e industriales)".

Para la Plataforma Córdoba Aire Limpio esta es una muestra más de la forma de actuar habitual de la multinacional brasileña Votorantim, propietaria de la fábrica, "en función únicamente de sus beneficios, sin importarles lo más mínimo la seguridad y salud de los cordobeses, burlándose sistemáticamente de las normas y del gobierno de la ciudad y utilizando a sus trabajadores bajo el permanente chantaje de la continuidad en el empleo" y, "lamentablemente cuenta con la complicidad del PP y Cs, así como del presidente de CECO".

Ante esta situación de "flagrante ilegalidad", la Plataforma Córdoba Aire Limpio ha exigido "la inmediata actuación de la Delegación Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y del Ayuntamiento de Córdoba, para que la fábrica de cementos deje de quemar residuos sin licencia y se impongan las sanciones correspondientes".

Por su parte, la secretaria general del Sindicato Provincial de Construcción y Servicios de CCOO de Córdoba, Isabel Medina, ha exigido este viernes "que se garantice el mantenimiento del empleo en la fábrica de Cementos Cosmos" y que se busque "una solución consensuada, que permita garantizar los cientos de puestos de trabajo directos e indirectos que genera la planta".

En un comunicado, Medina ha recordado que "CCOO es el primer interesado en garantizar la salud de los trabajadores de cualquier centro de trabajo" y, consecuentemente con sus políticas medioambientales, "garantizar la salud del entorno ciudadano de cualquier fábrica".

Isabel Medina CCOO de Córdoba

En este sentido, la responsable sindical remarca que el sindicato ha sido garante de iniciativas que garanticen la salud de las plantillas de las cementeras y ejemplo de ello ha sido "el logro sindical de que todas las fábricas de cemento de Andalucía, al margen de la representación sindical, cuenten con un delegado de Medio Ambiente con competencias concretas en esta materia".

CCOO apuesta por "una industria sostenible, que genere empleo estable y de calidad y las cementeras son ejemplo de ello y no fruto de la casualidad, sino de la acción sindical que históricamente y actualmente se realiza para introducir mejoras en el ámbito de la salud y el medio ambiente".

Desarrollo industrial

Para el sindicato, "Córdoba no puede quedarse al margen del desarrollo industrial", ya que "es fundamental ser competitivos a nivel europeo con industrias estratégicas, como la industria cementera", según ha señalado Medina, quien ha recordado que la valorización de residuos "está demostrado que es una opción viable si se cumplen todos los protocolos de seguridad y salud", algo por lo que CCOO velará.

Sobre la cuestión de la valorización de residuos, la responsable sindical ha dicho que "no es de recibo que España sea el tercer país por la cola en Europa en valorización de residuos, porque esto no hace competitiva a nuestra industria".

Por ello, CCOO ha insistido en la necesidad de buscar "una solución consensuada que garantice los puestos de trabajo de la fábrica cordobesa, algo para lo que se requiere voluntad y un diálogo al que el sindicato estará siempre dispuesto".

Comentarios