lunes 28.09.2020
Cordoba Hoy

Veladores en la hostelería

Al-zahara pide acciones inmediatas contra las terrazas ilegales de los bares

La Federación de Asociaciones de Vecinos indica que ya no se sancionan
Al-zahara pide acciones inmediatas contra las terrazas ilegales de los bares

La federación de asociaciones vecinales Al-zahara solicita al ayuntamiento que actúe retirando los veladores de terrazas ilegales, que alteran la convivencia y ponen en riesgo la salud, según indica la entidad en una nota. El acuerdo establecido es que el ayuntamiento atendería las reclamaciones que la federación presentara sobre terrazas que no estuvieran autorizadas, que alteraran el derecho a la convivencia, la accesibilidad o el descanso y, que pusieran en peligro la salud del vecindario. 

"Si bien el ayuntamiento empezó actuando con firmeza retirando o inmovilizando los veladores, ya llevamos semanas donde solo se limitan, en el mejor de los casos, a levantar acta y abrir un expediente sancionador pero permitiendo que siga la actividad lo que significa una apuesta por la impunidad que rompe cualquier consenso vecinal. Lo acordado era la inmovilización inmediata de los veladores al no contar con la preceptiva autorización o sobrepasar lo permitido, causando además problemas a los vecinos", continúa la federación. 

Al-zahara ha denunciado solo una decena de casos de las más de 500 terrazas existentes "lo que demuestra que son casos esporádicos pero persistentes en la ilegalidad y en las molestias que ocasionan y que son de hecho una competencia desleal para lo que si están cumpliendo. Bien son terrazas que no cuentan con licencia de veladores ni del negocio para abrir, pues no es válida la declaración responsable ni la autoliquidación de las mesas siendo necesaria la autorización expresa. En otros casos, se llegan a cortar calles o se sitúan en zonas de paso de peatones, impidiendo el libre paso de peatones". 

Al-Zahara indica que en otros casos se apropian de fuentes públicas o de bancos públicos impidiendo el acceso de la ciudadanía, sin que el ayuntamiento defienda el interés público y general como es su obligación. "Lo más grave es que también incumple las medidas de distancia social y de no concentración de personas sin la debida protección por lo que se pone en peligro la salud de todos ante la pasividad municipal". 

Comentarios