Martes 26.05.2020

DATOS DEL IPC

El vestido y el calzado tira en Córdoba de los precios un 1,1% durante abril pasado

CCOO advierte de que se trata de una situación estacional, con la campana primavera-verano en el comercio, y no a una recuperación de las ventas

Tienda de calzados en la capital cordobesa
Tienda de calzados en la capital cordobesa
El vestido y el calzado tira en Córdoba de los precios un 1,1% durante abril pasado

Los precios en la provincia de Córdoba han subido en abril un 1,1% con respecto al mes anterior, según datos aportados esta magna por el Instituto Nacional de estadística (INE). Una subida que es todavía mayor en comparación al mismo mes del pasado 2016, ya que los precios subieron incluso un 2,7 por ciento. Ese crecimiento es algo menor en comparación a como estaban desde enero pasado, ya que la subida es del 0,2 por ciento.

La culpa de esta subida la tiene, sobre todo, según las mismas fuentes, el vestido y el calzado, con una subida espectacular del 13,1%, ya que el resto de incrementos fueron leves, como es el caso de las bebidas alcohólicas y tabaco, con un 0,1%, que es la misma subida que para los muebles, hogar y mantenimiento de hogar, al tiempo que la vivienda, el agua, la electricidad, el gas y otros combustibles subieron un 0,3%. Los que permanecieron inmóviles fueron las comidas y bebidas no alcohólicas y la sanidad.

En cuanto a las diferencias con respecto al mes de abril de 2016, las subidas fueron generalizadas (de hasta un 6,2% para el caso de vivienda, agua, electricidad, gas y combustibles), y una única bajada registrada en materia de muebles, hogar y su mantenimiento ordinario, de un -1,8%. En cuanto a las comparaciones con enero pasado, el vestido y los calzados bajaron un -2,8% y el bloque de viviendas y combustibles, un -2,3%. Subieron un 1,2% los alcoholes y tabacos y un 1% la sanidad.

Reacción de CCOO

Frente a estos datos, el secretario de Empleo de CCOO de Córdoba, Manuel Merino, ha afirmado que esta subida “no responde a una mayor demanda de la ciudadanía ni a una recuperación de las rentas de las familias, sino a una circunstancia estacional, en este caso, el inicio de la campaña de primavera-verano en el comercio”.

De esta forma Merino apuntó que los datos del IPC de abril vienen a corroborar lo que CCOO viene manifestando desde hace tiempo, y es que los precios y el consumo en la provincia tienen un marcado carácter estacional y están íntimamente relacionados con el empleo.

En este sentido, el responsable sindical llamó la atención sobre el hecho de que en un año los precios han crecido un 2,7%, muy lejos de la subida salarial media, que fue del 0,9% en 2016, lo que demuestra que los vaivenes del IPC no responden a una recuperación de los salarios y que el crecimiento económico no se está trasladando a los trabajadores y trabajadoras.

Por ello, volvió a insistir en la necesidad de que la negociación colectiva aborde una subida de los salarios suficiente para poder reactivar el consumo interno y, con ello, el desarrollo empresarial de la provincia.

Comentarios