SE FORMAN AYUDANDO EN COCINA EN UN ENTORNO LABORAL REAL

Veinte jóvenes participan en 'Aprender trabajando', un programa de prácticas en restaurantes

En el programa colaboran restaurantes como Celia Jiménez, El Choco, el Globo, Picnic, Las Delicias o La Mafia, la taberna San Cristóbal, el Asador de Nati, el Asador Noreña, Bodegas Trasmallo, Domintor Cafeterías, Distribuciones Gastronómicas Gourmet Ibérico y los hoteles Palacio Bailío, Córdoba Center, Pléyade Hotels SLU Córdoba y la hostelería Alcázar Viejo

 

Una veintena de jóvenes cordobeses han comenzado sus prácticas en distintas empresas del sector hostelero de la ciudad en el marco del proyecto “Aprender trabajando”, una iniciativa orientada a facilitar la inserción laboral de jóvenes con baja cualificación, escasos recursos y con un perfil profesional definido.

Así, desde primeros de septiembre hasta el próximo 24 de noviembre estos jóvenes se formarán como ayudantes de cocina en un entorno laboral real, gracias a la colaboración de restaurantes como Celia Jiménez, El Choco, el Globo, Picnic, Las Delicias o La Mafia, la taberna San Cristóbal, el Asador de Nati, el Asador Noreña, Bodegas Trasmallo, Domintor Cafeterías, Distribuciones Gastronómicas Gourmet Ibérico, los hoteles Palacio Bailío, Córdoba Center, Pléyade Hotels SLU Córdoba y la hostelería Alcázar Viejo.  

Financiado por el Fondo Social Europeo -en el marco del Programa Operativo de Empleo Juvenil- y el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, la combinación de preparación teórica y práctica y un itinerario formativo multidisciplinar son las claves de este proyecto gestionado por Cruz Roja.

“Aprender Trabajando” consta de tres fases: en las dos primeras reciben formación teórico-práctica y adquieren competencias base en matemáticas, lengua, atención al cliente y nuevas tecnologías, así como competencias profesionales específicas de ayudante de cocina a través de Fides Córdoba; mientras que la tercera fase se desarrolla ya en empresas hosteleras locales.

La implicación de las empresas es pues clave en este proyecto y va mucho más allá de ofrecer a los participantes un lugar donde hacer prácticas; son firmas convencidas de que el empleo es la mejor puerta a la inclusión social y su compromiso con el proyecto es total desde el primer momento. 

Además de ofrecer a estos jóvenes un entorno laboral real donde puedan aprender trabajando, colaboran en la selección de los participantes, en la programación de los contenidos formativos y en la formación teórica y práctica a través, entre otras cosas, de tutorías directas.

Tal y como destaca Nicoletta Comito, responsable provincial de Empleo de Cruz Roja en Córdoba, esta iniciativa “permite dotar a jóvenes en riesgo de exclusión de cualificaciones profesionales con posibilidades reales de inserción”.

Participar en ‘Aprender Trabajando’ permite a jóvenes sin cualificación ni experiencia laboral contar con una valiosa oportunidad para aprender una nueva profesión y encontrar empleo, así como apoyar a sus familias con una ayuda económica complementaria que perciben durante su formación.