Martes 19.03.2019
Cordoba Hoy

ANTE LA ESCASEZ DE LUZ

Vecinos y comerciantes del Centro piden que se aumente la intensidad de las farolas

Se oponen a que se intensifique la potencia de los focos del suelo, pues eso, señalan "sería añadir un problema más"

Calle Cruz Conde en el Centro de Córdoba
Calle Cruz Conde en el Centro de Córdoba
Vecinos y comerciantes del Centro piden que se aumente la intensidad de las farolas

Las Asociación de vecinos, comerciantes y usuarios Centro Histórico reclama que para solucionar el problema lumínico del Centro de Córdoba que se eleve la potencia de las farolas que iluminan las calles de esta parte de la Ciudad.

Según han declarado en un manifiesto, los afectados  se oponen a la subida de la potencia de los focos bajo los magnolios de la calle Cruz Conde "pues sería añadir otro problema más a la vía como es el deslumbramiento a los viandantes que pasen por su lado central y occidental y el viandante va a evitar pasar por esa parte, siendo la estocada final para los comercios de esa línea de fachadas, cuando en el resto de las ciudades se están eliminando  los focos del suelo porque provocan más contaminación hacia el cielo que contraviene la normativa actual".

Además argumentan que lo que se necesita es "más luz hacia el suelo y no hacia arriba, es de sentido común, señalan.  Desde la asociación, explican que la especie arbórea plantada y su interdistancia es" inadecuada al ancho de la vía, puesto que los árboles de dicha calle debieran ser columnares y a tresbolillo entre ambos acerados ( la planificación es esencial, no pueden plantarse agolpados, en un sólo lateral, una especie de gran copa abierta junto a la línea de fachadas porque no hay sitio para su desarrollo)" Por ello, piden que el gobierno municipal reconozca que se ha equivocado en la intensidad de las farolas de todas las calles comerciales del Centro y no plantear añadidos, sino sustituirlas y las instaladas colocarlas en calles adecuadas a su ancho.

El colofón a esta desdicha, añaden,  lo pone el  paisaje nocturno de las Tendillas que  ha pasado de una sobreiluminación de derroche,  a una estampa nocturna más propia de un Londres nebuloso de mediados del siglo XIX. En el término medio está la virtud y desde la Asociación se reclama una revisión calle por calle, porque el descontento es generalizado y la unión entre la ciudadanía es total para conseguir que el Centro sea un barrio más, donde, efectivamente, residan y hagan vida los propios cordobeses.

Comentarios