Martes 15.10.2019

CON 44 POSITIVOS

Tráfico ha realizado 1.759 pruebas de control sobre alcohol y drogas

Durante la campaña de control realizada del 11 al 17 de diciembre pasados

El jefe provincial de Tráfico, José Antonio Ríos Rosas (derecha), junto al subdelegado en una campaña de Trafico
El jefe provincial de Tráfico, José Antonio Ríos Rosas (derecha), junto al subdelegado en una campaña de Trafico
Tráfico ha realizado 1.759 pruebas de control sobre alcohol y drogas

Durante la campaña de control de alcohol y drogas, realizada por el Subsector de Tráfico de la Guardia Civil, entre el 11 y el 17 de diciembre pasados, se han realizado un total de 1.759 pruebas, de las cuales 18 han superado los límites establecidos por la normativa que prohíbe la conducción bajo los efectos del alcohol y 26 infracciones a la normativa sobre el consumo de drogas.

En concreto, por alcoholemia se han realizado 1.652 pruebas y de ellas 1.519 fueron en controles preventivos, 90 como consecuencia de haber cometido el conductor otra infracción, 42 como consecuencia de estar implicado en un accidente y una por presentar síntomas. Estos controles supusieron un total de 18 infracciones por alcoholemia, de las que nueve tuvieron la consideración de infracción administrativa y las otras nueve, de infracción penal.

Veintiséis por droga

Por drogas, se han llevado a cabo 107 pruebas. De ellas, 63 se realizaron en controles preventivos, siete por haber cometido el conductor otra infracción y 37 por encontrarse el conductor implicado en un accidente. Estas pruebas arrojaron 26 infracciones administrativas por conducir con presencia de drogas en el organismo.

Según el jefe provincial de Tráfico, José Antonio Ríos Rosas, "estos resultados reflejan que los positivos de alcoholemia se siguen manteniendo en torno al 1 por ciento y los de drogas, al 25%". La Dirección General de Tráfico (DGT) continúa insistiendo en que no se mezcle alcohol y/o drogas con la conducción, y recuerda que continuará realizando controles de alcoholemia de forma habitual; no hay que olvidar que si se eliminara el consumo de alcohol y drogas por los conductores, se podrían salvar 1.000 vidas cada año.

Comentarios