jueves 06.08.2020

CONCLUYE LA PRIMERA FASE

El Templo Romano será visitable en primavera

La segunda fase tendrá un presupuesto de 400.000 euros y permitirá el acceso de visitantes al interior del monumento. Su adjudicación tendrá lugar en el mes de octubre y el plazo de ejecución es de cinco meses 

Imagen actual que presenta el Templo Romano después de su restauración
Imagen actual que presenta el Templo Romano después de su restauración
El Templo Romano será visitable en primavera

El Templo Romano abrirá sus puertas a los visitantes en la próxima primavera, aproximadamente en el mes de marzo o abril. Será una vez que finalice la segunda fase de intervención en el monumento cordobés y que contará con un presupuesto de 400.000 euros. La adjudicación se llevará a cabo entre los meses de septiembre y octubre y el plazo de ejecución de las obras de esta segunda intervención será de cinco meses. 

Así lo ha dado a conocer este miércoles el delegado de Turismo del Ayuntamiento de Córdoba, Pedro García, quién ha mostrado su satisfacción tras la finalización de la primera fase en la que se ha procedido a la consolidación del monumento y a su posterior limpieza. García ha señalado que desde el Ayuntamiento "estamos muy contentos" con los trabajos que se han realizado en esta primera fase y que han supuesto una inversión de 200.000 euros. Ahora, las obras se paralizarán hasta "finales de septiembre o principios de octubre" cuando se adjudique la segunda fase, de manera, ha dicho García, "que se puedan comenzar las obras a mediados del invierno". 

templo romano restauracion obras

La arqueólogo y responsable del proyecto, Carmen Chacón, ha detallado algunos de los trabajos que se han llevado a cabo en esta primera fase como son el sellado de fisuras para impedir el acceso de agua, el relleno con grava para subir el nivel de protección de los sillares "que estaban muy muy deteriorados" o las labores de limpieza y conservación que se han realizado en los capiteles y columnas "a los que no se había tenido acceso nunca". 

La empresa adjudicataria de esta primera fase se encargará también durante los próximos cinco años de la limpieza y conservación del monumento, de manera, ha explicado Chacón, que se eliminarán matojos o hierbas que dañen la imagen del recién restaurado monumento. 

templo romano restauracion arqueologa

Comentarios