NEGOCIOS CON TRADICIÓN

Sombreros Rusi, más de 110 años vistiendo cabezas en Córdoba

Esta mítica sombrerería abrió sus puertas por primera vez el 31 de octubre de 1903, desde entonces ha sobrevivido al paso de los años sabiéndose adaptar a los nuevos tiempos. Su local se encuentra en la calle Ambrosio Morales 

Mario Roldán
Mario Roldán

En pleno centro de Córdoba, en la calle Ambrosio de Morales, se encuentra una de las cinco tiendas más antiguas de la capital, Sombreros Rusi, una tienda que ha sabido sobrevivir al paso de los años adaptándose a los nuevos tiempos. En su local, podemos encontrar todo tipo de sombreros y gorros, siendo el producto estrella la mascota, un modelo de sombrero que ha vuelto a ser tendencia en estilismos de hombres y mujeres gracias a la moda. 

Mario Roldán es el actual su propietario y pertenece a la cuarta generación de dueños de esta centenaria tienda. El bisabuelo de Mario abrió la persiana de Sombreros Rusi por primera vez el 31 de octubre de 1903, lo que supone ya 114 años vistiendo las cabezas de los cordobeses. En todo este tiempo las anécdotas han sido varias, así como las modas que han pasado por la elaboración de los sombreros, que a día de hoy, comenta sigue siendo igual de artesanal que en aquellos años. 

La sombrerería cuenta con un taller en el que se elaboran a medida y al gusto de cliente cada sombrero, creando así una pieza única. Actualmente, explica Mario, la tienda "está siendo especialmente orientada a la moda de caballero, ya que a diferencia de otras sombrererías que ofrecen producto para señora y niño, yo quiero potenciar la línea masculina". El sombrero cordobés ha quedado relegado a un segundo plano, debido a que "ya esta asociado a ferias", siendo sustituido en la primera posición por la mascota, un sombrero que se ha puesto muy de moda en hombres y mujeres. 

El verano siempre es una buena época para vender sombreros en Córdoba, especialmente "y aunque parezca raro, por la gran cantidad de turistas que nos visitan en los meses de julio y agosto", señala Mario, a lo que hay que añadir, "todas esas personas con problemas de piel que vienen recomendadas por sus médicos ya que deben cubrirse del sol".