• Martes, 25 de Abril de 2017

PARA LIBERAR EL ENTORNO DE LA MEZQUTA-CATEDRAL

Plataforma por Córdoba pide trasladar los palcos de Semana Santa a Ronda de Isasa

Estima que el Patio de Los Naranjos no es suficiente para el público que alberga y, además, los propios árboles del interior impiden tener una buena perspectiva de los pasos

El colectivo Plataforma por Córdoba ha solicitado a la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Córdoba, a través de una carta, la posibilidad de que en la próxima edición de la Semana Santa cordobesa se puedan instalar los palcos en la Ronda de Isasa con un doble motivo: Ganar en número de palcos y, a su vez, de ingresos que las hermandades, "que luego reinvierten en la economía local" y también que el perímetro de la Mezquita-Catedral "vuelva a quedar para disfrute libre de todos los cordobeses y se puedan volver a aprovechar las lonjas y los altillos de la Mezquita, este año infrautilizadas".

En cualquier caso, el colectivo ha felicitado, en el mismo comunicado, a las cofradías cordobesas "por el momento histórico que hemos vivido de la recuperación de su estación penitencial  en la Catedral", aunque también muestran sus esperanzas en que esta "experiencia piloto" sirva para mejorar ediciones futuras.

En el caso del entorno de la Mezquita-Catedral, Plataforma por Córdoba considera que está doblemente declarado Patrimonio de la Humanidad y que trasladando los palcos a Ronda de Isasa ese espacio "quedaría libre de hierros que lo desvirtúan, tanto durante las mañanas de los días de celebración como en semanas previas y posteriores".

El Patio de Los Naranjos, escaso

En opinión del colectivo, "hablar de los metros cuadrados de que consta el Patio de Los Naranjos es irracional, cuando los propios naranjos interrumpen una visión con perspectiva de los desfiles procesionales, por eso no se llena".

De igual modo, se va a remitir otra misiva al Obispo y al Cabildo Catedralicio para solicitarles a ambos que se confeccionen unos reposteros (pendones) dignos para el Palacio Episcopal y para los balcones de la fachada sur del Templo catedralicio. En este caso, el colectivo tiene incluso pensado en quién puede confeccionarlos, que sería alguna hermanda como la del Santo Sepulcro, así como la encomienda de elaborar un estudio cuidadoso de la iconografía que deban llevar en sus bordados.

Por otro lado, recomienda al Área municipal de Infraestructuras que adquiera más vallas rojas para sustituir a las de color "verdes de obra que ha instalado en la Ribera, pues afean el recorrido".