Viernes 15.11.2019
Cordoba Hoy

APROXIMADAMENTE EL 15% DE LA SUPERFICIE

Un convenio marco prevé determinar la gestión conjunta de los espacios privados de uso público

Pedro García anuncia en Santuario que estará redactado para el presente año y tendrá que adaptarse a la situación de cada barrio contado para ello con presupuesto municipal

Emilio García muestra las zonas privadas de uso público que hay en la ciudad
Emilio García muestra las zonas privadas de uso público que hay en la ciudad
Un convenio marco prevé determinar la gestión conjunta de los espacios privados de uso público

La Gerencia de Urbanismo tiene previsto poner en marcha este mismo año, a ser posible antes de que se celebren las elecciones municipales del 26 de mayo, un convenio marco para la gestión y el mantenimiento de las zonas privadas de uso público de la ciudad, que a día de hoy están completamente en manos de los colectivos vecinales que los tienen en propiedad y que suponen aproximadamente un 15% por ciento del espacio urbano de la capital cordobesa.

Es lo que el gerente de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU), Emilio García, ha denominado como uso de zona abierta, como los califica el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) y los tiene marcados en color rojo, y que en otras ciudades como Sevilla los denominan de edificación abierta o plurifamiliar de bloque abierto como hacen en Granada.

Zonas privadas de uso público en color rojo

Según ha señalado esta mañana el concejal de Urbanismo, Pedro García (IU), en el barrio de Santuario, donde existen grandes espacios ajardinados entre bloques abiertos al uso y disfrute de la ciudadanía a pesar de ser de carácter privado, se trata de una situación que se da también en muchas zonas de la capital como Figueroa, Levante, Ollerías, San José Obrero, Avenida del Corregidor o Fátima, durante unos años hubo convenio entre el Consistorio y los vecinos, que por cuestiones administrativas y falta de dinero no pudo seguir adelante "por lo que toda la carga recayó en los hombros de los propietarios, pese a ser zonas enormes que requieren de trabajo para que pueda ser disfrutado por todo el mundo".

No obstante, y tras un acuerdo de Pleno, se creó una comisión de trabajo entre los vecinos, el Ayuntamiento y las diferentes empresas públicas y organismos autónomos que pueden tener que trabajar en estos espacios y se ha llegado a la conclusión de que se puede volver a contar con un convenio urbanístico "que nos permita volver a convenir en función de los espacios públicos que haya en cada barrio". Para ello se redactaría un convenio marco que tendría que adaptarse después a cada circunstancia particular. "Se trata de compensar de alguna forma el gasto que conlleva el manteniendo y limpieza de estos espacios con un dinero que tendría que salir del presupuesto municipal".

Zona privada de uso público en Santuario

García ha recordado por ejemplo que en el caso de Santuario son espacios donde transitan miles de personas en acontecimientos puntuales tales como la celebración de la Velá de la Fuensanta, encuentros de fútbol en El Arcángel o durante la celebración de la Feria de Nuestra Señora de la Salud y se lo encuentran siempre en perfecto estado gracias al mantenimiento vecinal.

Por su parte, Antonio Toledano, presidente de la Federación de Asociaciones Vecinales Al-Zahara, ha indicado que son zonas que llevan "en el limbo" entre 40 y 50 años en el sentido de que muchas de ellas "ni siquiera sabemos con exactitud a quién corresponde su mantenimiento". Por esa razón, en las Jornadas Vecinales de 2017 se puso sobre la mesa la necesidad de buscar una solución desde el Consistorio que incluyera una triple posibilidad: O bien que pasaran a ser totalmente privados, o totalmente públicos o que se gestionaran de forma conjunta a través de del convenio-marco.

Quedan por resolver flecos, tales como conocer en detalle las zonas privadas de uso público que tienen la ciudad, aplicar ese convenio general a cada espacio y, por supuesto, dotarlo de presupuesto, ha añadido Toledano.

Entre tanto, el presidente de la Asociación de Vecinos Santuario, Rafael Carmona, ha mostrado su satisfacción por esta nueva situación y ha dejado claro que "no queremos que nos lo paguen, pero sí que exista un convenio urbanístico de gestión que arroje luz sobre la situación de estos espacios a los que llevamos cuidando desde 1984 y para los que incluso tenemos a nuestro propio personal contratado lo que supone generación de empleo en nuestro barrio".