Martes 10.12.2019

POLICÍA LOCAL

El robo de cable, un problema nenos

La Policía Local ha pasado de recibir varias denuncias a la semana a tan sólo cuatro el año pasado. El robo de cable le costaba a la ciudad un millón de euros cada año

Cables eléctricos incautados por la Guardia Civil.
Cables eléctricos incautados por la Guardia Civil.
El robo de cable, un problema nenos

El robo de cable de cobre en diferentes infraestructuras y equipamientos de la ciudad era un problema grave hace años. La ciudad de Córdoba perdía cada año en torno a un millón de euros para reponer el cableado sustraído, 56.000 metros en cada ejercicio según la Policía Local. Los ladrones lo vendían al peso en chatarrerías u otras instalaciones por su elevado precio en el mercado: en la actualidad, por ejemplo, el hilo de cobre se vende a más de siete euros el kilo. Y hay cables que llegan a pesar casi tres kilos por metro.

Aquel problema de seguridad ciudadana ha quedado prácticamente extinguido desde el pasado año, al menos en la ciudad de Córdoba. Fuentes de la Policía Local indican que se ha pasado de recibir varias denuncias a la semana en la sala de mando y control a apenas una al mes; y el año pasado fueron tan sólo cuatro las intervenciones que tuvo que realizar la Policía Local.

La práctica eliminación del robo de cable en la ciudad se debe en buena parte a una campaña de información que puso en marcha la Policía Local hace años. En ella se alertaba de los probemas derivados de esta práctica y se animaba a los ciudadanos a colaborar con los agentes, avisando en cuanto vieran una actitud sospechosa, tales como la manipulación "a deshoras" de instalaciones eléctricas y farolas por parte de personal sin identificar de alguna compañía eléctrica. Y ha funcionado: las cuatro denuncias recibidas en la Policía Local el año pasado fueron por parte de ciudadanos.

Además, de los cuatro avisos dos fueron falsas alarmas, y un tercer intento de robo (en el Parque Miraflores en septiembre del año pasado) se pudo evitar a tiempo. Tan sólo una denuncia fue positiva por el robo de cable de farolas en la calle Loja, en febrero de 2016. Desde entonces, hace justo un año, no se han producido más robos de cable en la ciudad según la Policía Local.

Los agentes municipales actúan de dos modos frente a esta práctica. En primer lugar, mediante los avisos ciudadanos, pero también patrullando determinadas zonas más susceptibles de sufrir los robos de cable. Posteriormente, las denuncias positivas se pasan a la delegación de Infraestructuras para reponer el material sustraído. Fuentes de la citada delegación han confirmado que ya prácticamente no existe el robo de este material, aunque no han ofrecido datos de cuánto le cuesta al Ayuntamiento su reposición.

Comentarios