Domingo 26.05.2019
Cordoba Hoy

DÍA INTERNACIONAL DEL RIÑÓN

El Reina Sofía espera llegar a final de año con 40 pacientes que usen la diálisis domiciliaria

El Hospital anuncia, en el Día del Riñón, que en abril se pondré en marcha la Escuela de Pacientes con enfermedad renal avanzada

Celebración del Día Internacional del Riñon en el Reina Sofía
Celebración del Día Internacional del Riñon en el Reina Sofía
El Reina Sofía espera llegar a final de año con 40 pacientes que usen la diálisis domiciliaria

La conmemoración del Día Mundial del Riñón ha reunido hoy en el Hospital Universitario Reina Sofía a responsables sanitarios, profesionales y pacientes para, un año más, hacer un llamamiento conjunto a la importancia de prevenir, con diferentes medidas, una patología que afecta en la provincia a unas 80.000 personas, de las que hay personas "que  no saben que la tienen". Esta efeméride se celebra cada año el segundo jueves de marzo, cuenta con el aval de las sociedades científicas y el lema elegido en esta ocasión es 'Salud renal para cualquier persona en cualquier lugar'.

En el caso de la provincia, además, según ha indicado la delegada de Salud y Familias, María Jesús Botella, hay a fecha de hoy 440 pacientes que están dializados en los diferentes centros y espacios sanitarios de la provincia, y otras 90 personas está a día de hoy a la espera de un trasplante, lo que ha llevado a la delegada a realizar de nuevo un llamamiento a donar órganos. Tanto es así, que la jefa de servicio de Urología, María José Requena, ha asegurado que gracias al incremento de donantes, en lo que va de año en el Reina Sofía se han realizado ya 28 trasplantes de riñón, y de seguir así "vamos a tener un año récord".

Al acto han acudido la delegada de Salud y Familias, María Jesús Botella; la directora gerente del Hospital Reina Sofía, Valle García; el director gerente del Distrito Sanitario Córdoba-Guadalquivir, Jesús Serrano; la jefa de servicio de Nefrología, Sagrario Soriano; la jefa de servicio de Urología, María José Requena; el nefrólogo responsable de la Unidad de Hipertensión y Riesgo Cardiovascular, Rafael Santamaría; el presidente de ALCER Córdoba, José María Reifs; el médico de familia Alfredo Sáez y la paciente María Dolores Molina.

Jesús Serrano, gerente del Distrito Sanitario Córdoba-Guadalquivir

Además, con el objetivo de sumar esfuerzos en la prevención de esta enfermedad y fomentar la importancia del cuidado de los riñones, en diferentes edificios del complejo sanitario donde tradicionalmente se conmemora este día, la Asociación para la Lucha Contra las Enfermedades del Riñón (ALCER) ha instalado mesas informativas donde además de ofrecer consejos y educar en salud han tomado la tensión a quienes se han acercado a hasta ellas.

Diálisis domiciliaria

En esta jornada, los especialistas han puesto de manifiesto la importancia de desarrollar medidas e iniciativas que mejoren la calidad de vida de pacientes que sufren enfermedad renal. En este sentido, la delegada territorial de Salud y Familias, María Jesús Botella, ha señalado que "el Hospital Reina Sofía se ha marcado como objetivo para los próximos años, en los que van a contar para su impulso con la ayuda y el apoyo de la Junta de Andalucía, incrementar el número de pacientes en diálisis domiciliaria y seguir fomentando la actividad de la escuela de pacientes que entró en funcionamiento a primeros del mes de febrero".

Algo que también ha destacado José María Reifs, presidente de ALCER, al adelantar que la organización ya tiene una web propia y se va a poner en marcha un proyecto novedoso de consulta nutircionsaista, en colaboración con el Área de Nefrología del Hospital Reina Sofía.

Precisamente, en el último año el hospital ha duplicado el número de usuarios que pueden disfrutar de la diálisis domiciliaria, ya que "hemos pasado de 12 a 25 personas y la previsión es acabar el año con un total de 40 pacientes recibiendo diálisis en su casa”, ha señalado la responsable de Nefrología, Sagrario Soriano, quien ha añadido que implica contar con un pequeño monitor que suministra la Seguridad Social, tanto para la domiciliación peritoneo, que también requiere de un catéter ya preparado y el apoyo de un cuidador o familiar para la colocación de la aguja, como para la normal.

Los requisitos que un paciente debe cumplir para beneficiarse de este servicio son tener evidencia de que existe autonomía por parte del paciente o del cuidador y que las condiciones físicas de la persona sean las idóneas, explica la doctora. Además, ante cualquier duda, la familia dispone de atención telefónica durante el día para ser asistido por una enfermera experta.

El doctor Alfredo Sáez y la paciente de insuficiencia renal Lola Molina

Por su parte, la directora gerente del hospital, Valle García, ha señalado que "nuestro personal sanitario está preparado para crear planes y programas sanitarios que potencien las intervenciones en el entorno domiciliario". En esta línea, ha valorado el trabajo de los profesionales del hospital "que a diario se esfuerzan por ofrecer más opciones a los pacientes, mejorar su calidad de vida y, para ello, trabajan de forma coordinada con Atención Primaria".

En este sentido también se ha pronunciado el médico de familia Alfredo Sáez, quien ha destacado que “el trabajo que se realiza desde Atención Primaria consiste en identificar de la forma más precoz posible a los pacientes que sufren enfermedad renal crónica o a aquellas personas que están en riesgo de padecerla, así como implantar las medidas oportunas para prevenirla y frenar su progresión”.

Escuela de pacientes renales

Para ayudar a sobrellevar la enfermedad, el hospital trabaja de la mano de asociaciones y pacientes. En este sentido, Sagrario Soriano ha destacado la puesta en marcha de la Escuela de Pacientes con Enfermedad Renal Crónica (ERC), que entró en funcionamiento a primeros del mes de febrero. "Esta iniciativa nace con el objetivo de mejorar la salud y el bienestar global de los pacientes con ERC y de sus cuidadores". La Escuela de Pacientes es un proyecto de la Consejería de Salud y Familias, a través de la Escuela Andaluza de Salud Pública, en el que los profesores son los propios pacientes y cuentan con el apoyo de especialistas para desarrollar sesiones formativas con otros pacientes y familiares. 

En estos momentos, la escuela de pacientes de ERC se encuentra en la fase de formación de formadores, es decir, los especialistas están instruyendo a pacientes para que posteriormente puedan trasmitir toda la información al resto de pacientes y cuidadores. La previsión es que en el mes de abril empiecen a desarrollarse las primeras sesiones. Se trata de un cambio cultural, en el que el paciente pasa de ser una figura pasiva a tomar las riendas de su propia enfermedad, con una participación activa en la toma de decisiones.

Sagrario Soriano, jefa de Nefrología en el Reina Sofía

En esta línea, la paciente con enfermedad renal familiar hereditaria María Dolores Molina ha contado su experiencia. Ella ha participado como paciente formadora en la primera reunión de la escuela de pacientes y está preparada para iniciar próximamente la diálisis domiciliaria peritoneal, opción de tratamiento que le permitirá "conciliar su vida laboral y familiar con el tratamiento de su enfermedad", ha especificado. Molina ha aprovechado la ocasión para recordar que existen una serie de hábitos saludables de alimentación para no sobrecargar los niños y que permite prolongar la vida útil de estos órganos.

Algo que también ha destacado 

Unos 3.000 pacientes en seguimiento

El servicio de Nefrología del Hospital Reina Sofía atiende en estos momentos a casi 3.000 pacientes con diferente grado de daño renal. La enfermedad renal puede afectar en la provincia de Córdoba a unas 80.000 personas –aunque posiblemente más de la mitad desconozca que la padece–, de las que unas 450 reciben tratamiento con diálisis y, de ellas, 90 pacientes se encuentran a la espera de un trasplante renal en estos momentos. 

Cuando un paciente es diagnosticado de enfermedad renal, los nefrólogos del Hospital Reina Sofía estudian el caso de forma individualizada y se le oferta al paciente con insuficiencia renal crónica la mejor opción de tratamiento (diálisis y trasplante) tras valorar los riesgos y beneficios de cada una. La edad límite para dializarse o recibir un nuevo riñón se ha ido ampliando en los últimos años y, en la actualidad, muchos de estos pacientes superan los 75 años.

Celebración de la salud renal en el Reina Sofía

Muchas personas desconocen que tienen esta enfermedad, cuando su riesgo es mucho mayor que el de la población sana de desarrollar lesiones cardiovasculares y evolucionar a la diálisis o al trasplante, indica el nefrólogo Rafael Santamaría. Los especialistas del complejo sanitario cordobés aprovechan esta jornada para transmitir a la población los principales consejos para mantener los riñones en buen estado. Algunas de las recomendaciones son "mantener un hábito de ejercicio regular adecuado a su situación, control regular de la glucemia y la presión arterial, llevar una dieta variada y saludable que ayude a controlar el peso, no fumar, evitar fármacos que puedan dañar los riñones y analizar la función renal en aquellos pacientes en los considerados de riesgo (diabetes, hipertensión arterial, obesidad o con antecedes familiares de enfermedad renal crónica)", señala el doctor Santamaría.

Además de los nefrólogos, el servicio de Urología juega un papel fundamental en el abordaje de estos pacientes. Concretamente, según ha señalado la responsable de Urología del hospital, María José Requena, "nuestro principal  misión es resolver aquellas enfermedades que de no tratarse llevarían a una insuficiencia renal como litiasis complejas, tumores o infecciones". Además, la responsable de Urología ha destacado la participación activa de los urólogos en la realización del trasplante renal.