sábado 04.07.2020
Cordoba Hoy

DONADO POR LA FUNDACIÓN AMANCIO ORTEGA

El nuevo acelerador lineal mejorará el tratamiento contra el cáncer de 450 pacientes

En un principio se está usando para el tratamiento del cáncer de mama o próstata aunque la previsión del Hospital Reina Sofía es ampliarlo lo antes posible a todo tipo de tumores 

La Consejera de Salud, Marina Álvarez, junto al nuevo acelerador lineal de radioterapia
La Consejera de Salud, Marina Álvarez, junto al nuevo acelerador lineal de radioterapia
El nuevo acelerador lineal mejorará el tratamiento contra el cáncer de 450 pacientes

El Hospital Reina Sofía de Córdoba cuenta desde el pasado 3 de mayo con un nuevo aparato para tratar el cáncer. Se trata de un acelerador lineal de última tecnología con el que se consigue una mayor precisión en la administración del tratamiento radioterápico lo que se traduce en menos sesiones para el paciente. Este nuevo equipo, que tiene un coste de 2 millones de euros,  ha sido adquirido gracias a la donación hecha por la Fundación Amancio Ortega . Aunque en principio está siento utilizado para tratar tumores de mama y próstata, la previsión del hospital es ampliar su uso al resto de tipos de tumores, entre ellos, el de colon. 

La Consejera de Salud de la Junta de Andalucía, Marina Álvarez, ha visitado este viernes el nuevo equipo instalado en el Hospital Provincial de la capital. Allí ha resaltado que se trata del segundo aparato incorporado gracias al convenio de colaboración suscrito con la Fundación Amancio Ortega, y el "primero de estas características en nuestra comunidad", ha señalado, gracias al cual, se podrá atender a una media de 450 pacientes de cáncer cada año

Ya han sido tratadas una veintena de personas desde que comenzará a funcionar el nuevo acelerados lineal el pasado 3 de mayo. La principal característica de este novedoso equipo es que aporta una mayor precisión al tratamiento con radioterapia al efectuar tratamientos hipofraxionados, explica la Consejera, lo que se traduce en menos sesiones para el paciente al poder adaptar en cada sesión las dosis de radiación. Además este nuevo equipo incorpora un sistema de imagen que permite verificar con casi calidad diagnóstica los volúmenes de irradiación. 

Este nuevo equipo se suma al de Radioterapia Intraoperatoria que el Hospital incorporó gracias a la Fundación Amancio Ortega en verano de 2017. Desde entonces se han beneficiado 72 pacientes. Este aparato permite la irradiación directa durante las intervenciones quirúrgicas de manera que reduce considerablemente el número de sesiones posteriores para el paciente y en algunos casos, incluso, son son necesarias ninguna más. De esta forma, mientras que antes el paciente que era operado recibía unas 15 o 25 sesiones de radioterapia, gracias a este equipo,  7 de cada 10 pacientes no han necesitado recibir más sesiones tras la cirugía con radioterapia que permite este novedoso aparato.