Martes 28.01.2020

ESTA JOVEN DE 17 AÑOS RECIBE CLASES EN LA AGENCIA DE MODELOS VESSEL

De profesión modelo, y gitana

Carmen quiere abrirse camino en el mundo de la moda y acabar con los estereotipos y tabús de la etnia gitana. Para lograr su sueño ha contado con el apoyo de su familia y de su novio

Carmen Amador junto al diseñador cordobés Francisco Tamaral en su taller de costura
Carmen Amador junto al diseñador cordobés Francisco Tamaral en su taller de costura
De profesión modelo, y gitana

Carmen Amador tiene 17 años y unas medidas de vértigo, 90, 65, 85. Esta granadina ha dejado su vida en su ciudad natal para lograr su sueño de convertirse en modelo, y por ello se ha desplazado hasta Córdoba, donde entre semana recibe clases en la agencia Vessel. Entre sus aspiraciones se encuentran desfilar en las mejores pasarelas del país y convertirse en una gran super modelo, un sueño que nada ni nadie le podrá quitar, ni siquiera por el hecho de ser gitana. 

modelo gitana 6

Esta joven ha contado en todo momento con el apoyo de sus padres y familia cuando un día dijo "yo quiero ser modelo". Un trabajo que, según cuenta, "no está muy bien visto entre los gitanos, porque no está bonito eso de que un hombre te quite la ropa y te vea desnuda". Carmen explica que los gitanos "vivimos la intimidad de otra manera y, por ejemplo, hasta que no te casas, tu marido no puede verte sin ropa, ni tú a él", por ello "puede chocar un poco". Pero esta joven está dispuesta a todo por su sueño y, aunque confiesa que el "hecho de desfilar en ropa de baño o ropa interior al principio puede costarme un poco, sobre todo por pudor", entiende que "eso forma parte de la moda" de manera, dice, "que hay que acabar con los prejuicios y tabús en este mundillo, porque yo lo veo como un trabajo más". 

Carmen se encuentra estudiando 3º de la ESO, y posteriormente le gustaría estudiar Asuntos Sociales, aunque si le dan a elegir entre ser modelo y trabajar como asistente social no se lo piensa ni un segundo: "Modelo por supuesto". Además del apoyo recibido por parte de su familia y amigos, también cuenta con el soporte de su novio, también gitano, quien "se siente muy orgulloso de mi faceta de modelo" y con el que tiene pensado casarse una vez acabe sus estudios y tenga una profesión con la que reciba unos ingresos. 

modelo gitana 5

Esta futura modelo es consciente que para su etnia el hecho de "desfilar en ropa interior o bikini es algo complicado, porque no es lo mismo ponerse un vestido un poco más atrevido con transparencias, que enseñar barriga y pecho". Aún así, confía en "romper barreras y poder desfilar en la mejores pasarelas del país". 

El director de la agencia Vessel, donde Carmen toma clases dos días por semana, Alejandro Aguilar, señala que una de las metas de la agencia es "precisamente ésa: La integración de todos los alumnos". De hecho, señala, "no tuvimos ningún problema cuando Carmen nos dijo que quería inscribirse en nuestra agencia", porque "creo que estamos para eso, para romper mitos y barreras y confío que Carmen va a ser un buen ejemplo de ello". 

modelo gitana 3

El diseñador cordobés Francisco Tamaral señala, por su parte, que "jamás he tenido problema en que una chica gitana lleve uno de mis diseños". De hecho, dice, "es que no se me ocurriría ni preguntar que si la modelo que me van a mandar para algún desfile es gitana". Tamaral, que tiene su taller de costura en la calle Concepción, explica que está acostumbrado a trabajar con clientas de esta etnia, aunque "al principio me dejaron un poco descolocado, porque me piden cosas bastantes especiales, sobre todo los tejidos". De momento, explica que no ha vestido a ninguna novia gitana pero sí a muchísimas invitadas y entre los gustos de esta clientela abundan los escotes y las transparencias, añade el diseñador. 

modelo gitana 4