Lunes 18.02.2019
Cordoba Hoy

SESIÓN ORDINARIA DE FEBRERO

El PP planteará en el Pleno una serie de mejoras para los centros de actividad de mayores

La edil María Jesús Botella plantea la dotación de un mínimo de personal, la ampliación de algunos de ellos, la elaboración de los reglamentos de régimen interno o la construcción de uno nuevo en Alcázar Viejo

María Jesús Botella
María Jesús Botella
El PP planteará en el Pleno una serie de mejoras para los centros de actividad de mayores

El Grupo Municipal del PP en el Ayuntamiento de Córdoba va a proponer una moción en el próximo Pleno de febrero para que los llamados centros de participación activa para mayores, que son 14 en toda la ciudad, puedan contar con un mínimo de personal para aligerar la tarea de los presidentes de las juntas de gobierno de los citados centros, además de que algunos de ellos puedan ser ampliados, cuenten con sus correspondientes reglamentos de régimen interior o, incluso, que se construya uno nuevo en el antiguo mercado de abastos del Alcázar Viejo.

La concejal María Jesús Botella ha explicado esta mañana que hay presidentes, como el de Huerta de la Reina, que tienen que abrir y cerrar los centros, por no contar con un conserje u ordenanza para realizar ese tipo de tareas, "y lo hacen de una forma altruista y generosa, y el Pleno debería reconocer que esos espacios necesitan de un mínimo de personal para funcionar".

El texto de la moción también indica la necesidad de habilitar y diseñar un plan de inversiones para estos centros a fin de dotarlos "lo antes posible" de algunos servicios, especialmente el de cafetería, que es algo que demandan los socios para cubrir sus necesidades, y que no hay en el centro, por ejemplo, de Huerta de la Reina, mientras que el de Villarrubia lo tiene cerrado desde octubre pasado. También hay demanda de un servicio de peluquería y pedicura, que únicamente tienen Osario Romano y Norte.

Ampliación de centros

La necesidad de una ampliación de algunas de esas sedes también se incluye en el texto de la moción, entre otras cuestiones, porque, según Botella, los 14 centros son muy distintos unos de otros, y los hay que se enmarcan en pequeños locales en alquiler y otros son auténticos centros en condiciones, "que son a los que debemos de tender en todos los barrio". Es más, por el creciente número de socios de algunos de ellos, se requiere algún tipo de ampliación para realizar talleres y otras actividades, como ocurre con el Antonio Pareja, en Santa Rosa.

De hecho, se trata de un lugar "nuevo y muy bueno", pero que se ha quedado pequeño merced a sus 2.500 socios, que llevan demandando desde hace tiempo que una de las terrazas del local se cubra y se habilite para ser usada en actividades, "pero tienen la callada por respuesta".

En otros casos, como el de Levante, se trata de habilitar la posibilidad para que los mayores puedan usar espacios que ahora están reservados para el Centro de Servicios Sociales, pero lo suyo es que fueran compatibles", ha añadido la edil popular. De igual modo, haría falta que se consignaran en los presupuestos municipales partidas suficientes para construir un nuevo centro de mayores en el antiguo mercado del Alcázar Viejo, porque el que tiene el barrio actualmente es "muy pequeño e insuficiente".

Según Botella, si estos centros están funcionando bien es gracias a la labor tanto de los presidentes de las juntas de gobierno y también de los voluntarios, como profesores y monitores, que de forma altruista también, se encargan de enriquecer los programas de actividades a base de cursos, talleres o clases.

A pesar de ello, todos estos centros requieren de un reglamento de régimen interno, que no tienen todavía, muy a pesar de que en 2012 hubo un decreto de la Junta para actualizar los reglamentos que venían funcionando desde 2001 y se habían quedado obsoletos. "Se da la circunstancia de que ese decreto daba un plazo de cuatro meses para la elaboración de esos reglamentos y a día de hoy, en 2019, no se han hecho".