lunes 28.09.2020
Cordoba Hoy

Sucesos en la capital

La Policía busca a tres individuos que robaron motos y material en el concesionario de Yamaha

Los propios responsables de la tienda recuperaron la furgoneta que le habían sustraído tras una persecución por un aviso recibido por Fecebook
La furgoneta robada de Motos Antoñín
La furgoneta robada de Motos Antoñín
La Policía busca a tres individuos que robaron motos y material en el concesionario de Yamaha

Para que luego digan que las redes sociales sólo sirven para tonterías. El aviso en Facebook por parte de Motos Antoñín, empresa ubicada en la Avenida de Chinales de la capital cordobesa, de que se había producido el pasado fin de semana un robo en su establecimiento, donde habían desaparecido tres motos, toda la ropa, así como casco y guantes y la furgoneta de reparto, ha servido para recuperar, al menos, este último vehículo y el inicio de una investigación policial sobre tres individuos que han podido ser las culpables.

Según ha confirmado a este periódico Antonio Alfaya Gil, gerente de Motos Antoñín, que es también el concesionario de la marca Yamaha en Córdoba, el robo se tuvo que haber producido después de las 22.00 horas del pasado viernes, ya que fue al día siguiente cuando se dieron cuenta de que habían asaltado la tienda entrando por un butrón y llevándose buena parte del material, que todavía está por valorar.

Inmediatamente, se dio el aviso vía Facebook de que había desaparecido la furgoneta, una llamativa Opel Vivaro de color gris con un letrero en grande y de color rojo con la palabra Yamaha en los laterales, y ayer, domingo, sobre las 16.00 horas, recibimos la llamada de un conocido que nos decía que estaba justo detrás de la furgoneta por la Avenica de Carlos III".

Tras la pertinente llamada a la Policía, "nos pusimos en marcha en dirección a donde nos habían indicado y después de una persecución les dimos alcance en Alcolea colocándonos delante y obligándolos a parar". Antonio Alfaya habla en plural, ya que en la furgoneta de su empresa iba una persona seguida de otras dos personas que conducían otra furgoneta de alquiler de Pinveco, con sede en Sevilla, a "quienes también hemos avisado para que realicen su investigación también".

El caso fue que tanto el conductor como los otros dos se subieron a un turismo y se dieron a la fuga, pero no han podido ser identificados por los responsables de la empresa asaltada "ya que llevaban mascarilla y gafas de sol".

La furgoneta recuperada no tenía nada en el interior, con lo que se está buscando el resto del material y las motos robadas.