Lunes 16.09.2019

TRIBUNALES

Piden más de 10 años a cuatro acusados de hacerse pasar por empleados de gas para poder estafar y robar a sus víctimas

A uno de los propietarios a los que visitaron para estafarles le cobraron 1.351 euros y a un segundo, 670 euros, además de llevarse dos tablet de uno de los domicilios

Edificio de los actuales Juzgados de Córdoba
Edificio de los actuales Juzgados de Córdoba
Piden más de 10 años a cuatro acusados de hacerse pasar por empleados de gas para poder estafar y robar a sus víctimas

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Córdoba prevé celebrar este martes el juicio a cuatro hombres acusados de hacerse pasar por instaladores de gas y robar distintos objetos en casas de la capital cordobesa. El Ministerio Público ha solicitado penas de entre tres años y dos años y seis meses de prisión.

Según recoge la calificación del fiscal, a la que ha tenido acceso Europa Press, los hechos ocurrieron en el mes de noviembre de 2013, cuando dos propietarios recibieron en sus domicilios sendas visitas de cuatro individuos, quienes se hicieron pasar como empleados de una empresa.

Al respecto, el Ministerio Público apunta que les indujeron a ambos a error sobre supuestas necesidades y averías de su instalación de gas, ante lo cual les cobraron por ello 1.351 euros y 670 euros, respectivamente, a la vez que presuntamente aprovecharon para sustraer en uno de los domicilios dos dispositivos tablet, cuyo valor ha sido tasado en unos 250 euros.

Devolución

Posteriormente, tanto las cantidades pagadas por uno de los propietarios a los procesados, como los efectos sustraídos, fueron encontrados en poder de los acusados y restituidos a su propietario, quien por ello ha renunciado al ejercicio de las correspondientes acciones civiles.

Por su parte, el otro propietario, al no contar con dinero en efectivo, extendió un talón por la cantidad solicitada de 670 euros, que fueron cobrados por los procesados, según el fiscal, quien detalla que uno de los acusados ha sido condenado por el Juzgado de lo Penal número 3 de Cádiz en julio de 2011 por un delito de robo de uso de vehículo a motor a la pena de seis meses de multa.

En este caso, el Ministerio Público solicita para éste último procesado la pena de tres años de cárcel por un delito continuado de estafa y unos 300 euros de multa por una falta de hurto, todo ello con la agravante de reincidencia y de abuso de confianza; mientras que para los otros tres acusados pide dos años y seis meses de cárcel y multas de unos 300 euros, con la agravante de abuso de confianza.

Comentarios