Miércoles 20.11.2019
Cordoba Hoy

EN OCTUBRE DE 2014

Piden dos años de inhabilitación del policía acusado de permitir robos en un vivero de Encinarejo

Según el fiscal, "lejos de instruir las correspondientes diligencias policiales por esos hechos, les manifestó que las instalaciones estaban embargadas por un banco y que los autorizaba a coger el material de su interior sin ningún tipo de problema"

Agentes de Policía Local
Agentes de Policía Local
Piden dos años de inhabilitación del policía acusado de permitir robos en un vivero de Encinarejo

La Fiscalía pide una pena de dos años de inhabilitación para empleo o cargo público a un agente de Policía Local acusado de un delito de omisión del deber de perseguir delitos, tras supuestamente permitir robos de estructuras metálicas en un vivero de Encinarejo (Córdoba) por parte de cinco hombres para quienes el Ministerio Público solicita dos años y seis meses de cárcel por delito continuado de robo con fuerza en las cosas.

Según recoge la calificación del fiscal, el vivero estaba sin actividad comercial desde antes de octubre de 2014, de manera que en diversas ocasiones, personas cuya identidad se ignora, tras haber practicado agujeros en la valla perimetral, han entrado y se han apoderado de distintas partes de sus estructura para posteriormente venderlas como chatarra.

Así, en octubre de 2014 cuatro hombres, aprovechando el hueco de unos agujeros de la valla, entraron "con ánimo de sustraer material apto para ser vendido como chatarra", pero fueron sorprendidos por agentes de la Guardia Civil ante de que llegaran a apoderarse de material alguno. Para ellos el Ministerio Público ha pedido el pago de 200 euros de multa por una falta intentada de hurto.

Posteriormente, entre octubre de 2014 y marzo de 2015, otros cinco varones, "puesto de acuerdo y con el fin de aprovechar el material de la estructura de los viveros", forzaron el candado de la puerta y lo sustituyeron por otro para "evitar que entraran más personas a aprovecharse del material metálico, a modo de adueñarse de su contenido, dando apariencia de ser los titulares del recinto".

De este modo, los cinco hombres, después de desmontar el material metálico, lo vendieron como chatarra en distintas ocasiones --unos 39.000 kilos de material-- a personas y empresas que "desconocían que había sido sustraído".

Alertó a los ladrones

Dicha actuación fue conocida por el agente de Policía Local de Encinarejo, quien sorprendió a los cinco varones en el vivero y "lejos de instruir las correspondientes diligencias policiales por esos hechos, les manifestó que las instalaciones estaban embargadas por un banco y que autorizaba a los mismos a coger el material de su interior sin ningún tipo de problema".

Por tanto, los cinco procesados continuaron con el expolio de las estructuras después de haber entrado forzando el candado y "con conocimiento del agente de la Policía Local", según apunta la Fiscalía.

Además, el agente con motivo de una intervención de la Guardia Civil en el vivero en marzo de 2015 en la que sorprendieron a otras personas sustrayendo material del vivero, hechos por los se han incoado otras diligencias, alertó a uno de los cinco acusados para que "no fueran al lugar porque la Benemérita iba a detener a todo el que hallase en el vivero".

A parte de los hechos descritos, durante un largo periodo de tiempo, terceras personas han accedido al interior del vivero y han desmontado su estructura, siendo el valor de los perjuicio causados entre todos y no necesariamente en exclusiva por los procesados en esta causa de 159.960 euros.

Comentarios