Lunes 09.12.2019
Cordoba Hoy

VIOLENCIA CARCELARIA

Una gran pelea en la Prisión por el control de la droga se salda con varios internos en la enfermería

La Asociación 'Tu Abandono Me Puede Matar' denuncia la "gravísima" escasez de funcionarios, ya que sólo dos de ellos tuvieron que afrontar la "batalla campal" en un módulo conflictivo
Centro Penitecniario de Córdoba en Alcolea
Centro Penitecniario de Córdoba en Alcolea
Una gran pelea en la Prisión por el control de la droga se salda con varios internos en la enfermería

La Asociación 'Tu Abandono me Puede Matar' ha desvelado, a través de un comunicado, que en la mañana de este martes, día 8, se presentó una problemática en el Centro Penitenciario cordobés al producirse una pelea multitudinaria entre más de una veintena de internos, en uno de los departamentos más conflictivos.

Los hechos se han producido en el turno de mañana entre dos bandas rivales, cuando todos los internos se encontraban en el patio y la sala de día. Según la misma fuente, la pelea ha comenzado con insultos y amenazas de muerte entre las dos bandas. Posteriormente, se han comenzado a romper mesas y sillas para utilizar sus patas como instrumento de defensa, a la vez que han empleado en la reyerta varias armas punzantes de fabricación carcelaria mientras se estaban agrediendo entre sí.

La revuelta comenzó a aumentar hasta convertirse "una verdadera batalla campal y ni la presencia de los funcionarios ha hecho que cesaran en su actitud", siempre según el comunicado de la asociación.

El caso es que en ese departamento había de servicio una ratio de dos funcionarios para unos 70 internos de perfil conflictivo. Ambos han tenido que entrar a solventar la situación, "sin ningún tipo de medios ni formación para este tipo de circunstancias".

Según 'Tu Abandono Me Puede Matar', probablemente el detonante haya sido el monopolio de la droga en el módulo, que la mayoría de las veces entra a través de los vis a vis y que los internos suelen esconder en cualquiera de los orificios corporales para pasar el control de cacheos.

El resultado del enfrentamiento se ha saldado con más de una decena de internos trasladados al departamento de aislamiento, pero, al estar masificado, muchos de ellos han tenido que ser trasladados al módulo de ingresos en calidad de aislados provisionales y otros tantos cambiados de unidad, para evitar que la situación se agrave aún mas.

"Por suerte, esta vez no hay que lamentar lesiones a ningún funcionario, aunque varios de los internos sí han tenido que ser atendidos en la enfermería del centro", añade la nota.

La asociación denuncia, por tanto, que una vez más se pone de manifiesto la profesionalidad y experiencia de los funcionarios que, sin medios, logran salvar una situación muy arriesgada para su propia integridad física. Pero también sirve para denunciar "la gravísima falta de personal".

"La escasez de medios es alarmante para este tipo de trabajo y los que hay son anticuados, estando colocados en lugares apartados y de difícil acceso a los funcionarios en situaciones de este tipo, lo cual dificulta aún más si cabe, las actuaciones de los trabajadores", indican.

Otra queja es que la formación "es nula" por parte de la Administración que "nos abandona a nuestra suerte y además no tenemos la consideración de agentes de la autoridad que debe ser inherente a este tipo de trabajo en el que nos jugamos la vida y la integridad física a diario". Evidentemente, el sueldo "no se corresponde para nada con la realidad que vivimos en las prisiones españolas".

Se trata del día a día de una prisión en la que los trabajadores no saben que les espera en su turno de trabajo, "cruzando los dedos cada día que comienzan su jornada laboral".

Comentarios