jueves 22.10.2020
Cordoba Hoy

PATRIMONIO HISTÓRICO

Nuevo delito contra el patrimonio: arrancan la cruz de la fuente del Bailío dos días después de que se colocase

Piden la colaboración ciudadana para localizar a los autores
La réplica de la Cruz del Bailío por los suelos
La réplica de la Cruz del Bailío por los suelos
Nuevo delito contra el patrimonio: arrancan la cruz de la fuente del Bailío dos días después de que se colocase

Poco ha durado la cruz de la fuente del Bailío. Se colocó el jueves. Y ya en la pasada madrugada otro acto vandálico se ha encargado de llevársela por delante. Se ha encontrado en el entorno tras el aviso de un vecino a la policía. Todo parece indicar que la arrancaron tras colocarle una especie de soga, cable o cadena y tirar de ella con un vehículo. Las marcas en el suelo, tras una primera investigación, así lo delatan. 

En realidad esta cruz es una réplica de la original. La original se colocó en 1945 dentro del proyecto de fuente de la cuesta del Bailío y la remodelación del lugar, que luce desde entonces esa peculiar escalinata gracias al arquitecto Víctor Escribano, fallecido en 1986. Hace veinte años desapareció de un día para otro, como ha señalado el arquitecto de la Gerencia Municipal de Urbanismo, Juan Murillo, desplazado hasta el lugar para hacer un informe que presentar en la fiscalía como delito contra el patrimonio. La réplica es donación de un vecino del lugar. Se puso el jueves e iba a contar con un acto de presentación el próximo viernes 16 de octubre.

Esa cruz en la fuente del Bailío es la décima estación de penitencia del Vía Crucis del Cristo de los Faroles, estando el resto señaladas en los muros de la cuesta y posteriormente en el pasillo que desemboca en la plaza de Capuchinos. Tras veinte años sin cruz, Córdoba volvía a contar con este elemento que se han encargado de destrozar en nada. 

Réplica de la cruz de la fuente del Bailío hecha pedazos

El acto vandálico ha arrancado como decimos la cruz, rompiendo en dos partes su soporte, algo que curiosamente beneficie la restauración al no haber más pedazos. Este es el segundo acto vandálico de gran importancia contra el patrimonio histórico cordobés en una semana, después de la gran pintada realizada en la muralla del Marrubial.

Salvador Fuentes señalando el destrozo en el Bailío

Al lugar se ha desplazado, además de Juan Murillo, el concejal de Urbanismo, Salvador Fuentes, que ha resaltado el odio que hay que tener "hacia el patrimonio y hacia todo el mundo" para realizar algo así, que a su juicio necesita de preparación: "esto no se hace de forma espontánea, no se hace por un arrebato, se hace de mala fe". Fuentes ha hecho extensible este destrozo a otros recientes, como la mencionada muralla del Marrubial, al indicar que denunciar "es la única forma para acabar con estos delitos, con esta enfermedad que se está llevando por delante mucho patrimonio, mucha historia y algo de nosotros".

El responsable de Urbanismo, Salvador Fuentes, colocando las piezas de la cruz del Bailío en su sitio para mostrar cómo estaban

Por su parte Murillo, en la misma línea, ha solicitado la colaboración ciudadana para poder localizar a los autores. Además ha resaltado el daño que estos actos pueden hacer a la economía cordobesa en tiempos de crisis del coronavirus, puesto que justo este puente de la Hispanidad parecía animarse el sector turístico dentro de unos límites. El arquitecto de la Gerencia de Urbanismo ha aprovechado para denunciar pintadas que hay también en los muros de la propia cuesta del Bailío.

Comentarios