Miércoles 27.05.2020
Cordoba Hoy

A PARTIR DE JUNIO

La plantilla del Registro Civil hará paros los martes por la falta de espacio

El primer paro tendrá lugar el 5 de junio, a partir de las 11.30 horas, de modo que durante media hora no se atenderá al público

Dos mujeres acceden a la Ciudad de la Justicia por otra puerta a la habitual
Dos mujeres acceden a la Ciudad de la Justicia por otra puerta a la habitual
La plantilla del Registro Civil hará paros los martes por la falta de espacio

La Comisión Permanente de la Junta de Personal de la Administración de Justicia en Córdoba convocó ayer una asamblea con los trabajadores del Registro Civil en la que se acordó realizar paros de 30 minutos todos los martes a partir de junio para mostrar su profundo malestar por los problemas de espacio existentes en su nueva ubicación en la Ciudad de la Justicia.

El primer paro tendrá lugar el próximo 5 de junio a partir de las 11.30 horas, de modo que durante media hora no se atenderá al público a fin de hacer ver a los responsables de la Administración la necesidad de buscar soluciones a la falta de espacio del Registro Civil. Durante ese tiempo los funcionarios se concentrarán a las puertas de la Ciudad de la Justicia. Asimismo, se presentarán en los próximos días sendos escritos ante la Inspección de Trabajo y ante la Agencia de Protección de Datos por las situaciones de ausencia de intimidad que se están produciendo por la estrechez de las dependencias.

La Junta de Personal denuncia que "a día de hoy hay graves problemas de distribución de espacio en el Registro Civil, donde a nuestro entender se podría estar lesionando el derecho a la intimidad y carácter reservado de las actuaciones que se desarrollan en dicha oficina al no reunirse las condiciones y servicios necesarios para asegurar una correcta atención al ciudadano". Entre las funciones diarias de este órgano que se deberían despachar con el debido respeto a la intimidad y protección de datos se encuentran expedientes de cambios de nombre y apellidos, anotaciones de adopciones, reconocimientos de paternidad, filiación no matrimonial, legalizaciones de nacimientos y matrimonios o inscripciones monoparentales.

Incluso, se ha dado el caso de que mientras la Policía custodiaba a un preso que había sido citado para dar cuenta de un expediente, al lado se tramitaba un matrimonio civil por una pareja acompañada de un menor, todo ello ante la atenta mirada del resto de usuarios que esperaban turno en el mostrador a sólo un metro de distancia. También hay constancia de problemas en estas dependencias relacionados con el ruido debido a la existencia junto a la oficina de una sala de espera donde suelen concentrarse muchas personas. Esto provoca un fuerte impacto acústico en el Registro, dificultando sobremanera la atención a los ciudadanos allí presentes para resolver un trámite.